9/2/14

En las profundidades de Las Vegas un hombre se dispone a realizar su último trabajo... aunque él no lo sabe.
Tom Randall es un hombre oscuro, atormentado por un futuro del que intenta huir desesperádamente. Gracias a su extraño don, el poder de la telequinesis, su vida en la Ciudad del entretenimiento ha sido fácil: dinero, mujeres... Pero, el día que acepta el trabajo de apalear a un director de casino lo suficientemente idiota como para agraviar a un hombre con más poder, todo cambiará.
El trabajo sale mal y Tom se verá arrastrado a una vorágine de sucesos, que desembocaran en un destino que él no habría imaginado.
Esta es la primera entrega, en forma de relato largo, de la Saga Quinox. Una historia llena de acción, suspense y fantasía que te atrapará hasta su inevitable final.
Poco a poco todas las piezas irán encajando... y el final de los días llegará.



Esta novela fue la primera que escribí exclusivamente para publicar en Amazon (la primera en ser publicada fue la antología de relatos El guardián de la fantasía). El caso es que originalmente no iba a ser tal y como es. La versión original era muy distinta, con menos violencia, más para todos los públicos. No voy a contaros las diferencias entre una y otra porque esa visión anterior de Quinox también está publicada y no quiero destriparos nada del argumento y, aviso, es completamente distinta.
¿Por qué la cambie? Pues si os soy sincero no tengo ni idea. Mi plan original era reescribir esa primera versión, pero respetando completamente el guión. Pero una cosa llevo a la otra, Tom Randall decidió salir de Raven City y mudarse a Las Vegas y allí conoció a Pete "El rompehuesos", Meredith... y, bueno, el resto es historia. Creo que éste es un buen ejemplo de como un personaje puede tomar el control de una novela ignorando al autor y hacer lo que le da la real gana.


LAS VEGAS

La ciudad donde se desarrolla Exilio es Las vegas. Me pareció un buen lugar para ambientar este tramo de la historia de Quinox porque complementa bastante bien la personalidad de Tom. Él es un hombre duro, con sus luces y sus sombras; igual que la Ciudad del entretenimiento. Básicamente, tienen la misma personalidad. Otras ciudades que tuve en cuenta fueron Nueva York, Los Ángeles e, incluso Málaga, la ciudad dónde vivo. Las deseché todas porque eran demasiado típicas, excepto en el caso de Málaga, naturalmente. Mi ciudad no la incluí porque Quinox era un héroe al más puro estilo americano; no un héroe urbano ni nada de eso. Vuela, usa una espada de fuego, tiene alas y sus batallas suelen ser muy épicas. No me cuadraba éste estilo de superhéroe en Málaga.


TOM RANDALL

Cuando alguien que ha leído la novela me manda un mensaje o me comenta algo por Facebook, normalmente, siempre hacen hincapié en lo mucho que les gusta el personaje principal. Me gusta definir a Tom como un hijo de puta con su corazoncito. Si te quiere, te querrá y te protegerá hasta el final; pero si no te quiere... bueno, mejor que te quiera. En la versión original, Tom era un poco raro, enamorado hasta las trancas Jenny McMurphy, su amor de la escuela. Era tímido, callado, no era valiente ni decidido. Realmente, me recordaba bastante a Peter Parker/Spiderman (a la parte menos heroica de Peter Parker, exactamente). Por eso decidí cambiarlo por completo. Yo quería un héroe que hiciera lo que tenía que hacerse, fuera bueno o malo. Un Jack Bauer superheróico para que nos entendamos. Pero también que supiera distinguir el bien del mal, que tuviera sus fronteras bien delimitadas. Creo que el equilibrio entre bondad y maldad de Tom Randall está bastante conseguido. Y tal vez, en ello radica parte de su encanto.


MEREDITH

Meredith es la chica guapa que roba el corazón de nuestro héroe. Ya he dicho un poco más arriba que, a pesar de los dudosos trabajos que Tom realiza en Las Vegas, es un chico bueno. Y, por supuesto, debía enamorarse. Y ese amor es el detonante de todo lo que sucede en las siguientes entregas de la saga. Siempre he pensado que el amor es el motor del mundo. Sin él, no somos nada, no existimos. Y Randall no es una excepción.
Algunos lectores me han hecho notar que la historia entre Tom y Meredith es demasiado fugaz para que propicie todo lo que propicia y yo siempre contesto lo mismo. Imagina que vives exiliado de tu ciudad, sin amigos, sin nada. Tu única ocupación es dar palizas a ciertas personas, porque otras personas te contratan para que lo hagas. Aunque en realidad no te gusta hacer eso, lo haces porque es lo único que sabes hacer. Y, de repente, aparece alguien que te hace ver la luz. Alguien que te hace reflexionar, que te obliga a ver que tu vida puede dar un cambio, tener un sentido. Y, de pronto, tal como ha llegado, te la arrebatan de las manos. Eso no me ha pasado a mí (toquemos madera...), pero creo que algo así te marca y guía el rumbo de tu vida.


LOS AGENTES DAVID DEAN Y RICHARD BRYAN

Son dos policías de la ciudad de Las Vegas que investigan ciertos asesinatos. Sus pruebas les llevan hasta Tom y, a partir de ahí, le seguirán hasta encontrarle, con increíbles consecuencias. En un principio su aparición solo iba a darse en Exilio, pero me gustaron los personajes y decidí incluirlos también en Las piedras de la decadencia y Eternos. Pienso que hacen un contrapunto interesante en la trama de Exilio en concreto. Por un lado tenemos la brutalidad y el dolor de Tom y, por el otro, a dos policías que investigan asesinatos a la antigua usanza. Es como meter una historia de novela negra en una de fantasía, fusión de géneros.


SEXO Y VIOLENCIA

Esta primera entrega se diferencia de las siguientes en que es más dura. Hay un par de escenas de violaciones y la violencia se hace patente a lo largo de la historia. Eso fue producto de un experimento. Nunca había escrito nada similar, todos mis trabajos anteriores eran para todos los públicos. Cuando iba a suceder algo grotesco, cortaba la escena y pasaba a otra. Pero con Exilio decidí soltarme la melena. Al fin y al cabo, estaba escribiéndola para probar la autopublicación en Amazon. ¿Por qué no probar también con algo con lo que no me había atrevido antes? Pero mi gozo en un pozo. La mayoría de la gente que leyó la historia (entre ellas mi madre, que la leyó para decidir si mi hermano de 15 años podía leerla), cuando terminaron de hacerlo me preguntaban: Oye, Carlos ¿a qué escenas de sexo y violencia te referías cuando me hablabas del libro? Y yo, claro está, no sabía muy bien que contestar. ¡Yo que pensaba que había escrito algo del estilo de Juego de tronos! Pues nada, no debió salirme muy bien.
El caso es que en las siguientes entregas no hay tanto de eso, más bien casi nada. Simplemente porque me di cuenta de que no era mi estilo. Yo soy más de fantasía, peleas, acción... El sexo prefiero dejárselo a George R. R. Martín y E. L. James.


CURIOSIDADES
  • Hay un personaje en la historia que se llama Tyler Band. Este nombre está formado por los apellidos de Steven Tyler, vocalista de Aerosmith y Alex Band, cantante de The calling.
  • También los nombres de David Dean y Richard Bryan tienen orígenes musicales. Decidí tomar a dos componentes de mi grupo favorito, Bon Jovi. El teclista se llama David Bryan y el guitarrista Richard Dean Sambora. Si cogemos un nombre de aquí y un apellido de allí, nos salen nuestros amigos los polis. Sopesé la posibilidad de hacerle un homenaje también a Jon Bon Jovi, pero era un apellido demasiado reconocible.
  • La primera escena de Exilio nos cuenta como Meredith se despierta por la mañana después de haber pasado una noche loca con Tom, cuando se da cuenta de que él no está junto a ella. Va a buscarle y lo encuentra en el balcón, observando el paisaje. Esta escena surgió después de leer Atlántida, de Javier Negrete, que empieza más o menos igual.
  • El primer nombre que pensé para Exilio fue Las Vegas, pero no terminaba de gustarme. No tenía fuerza. Al final creo que Exilio fue una mejor opción.
  • La escena en la que Tyler Band y sus hombres atacan a Tom y Meredith está ligeramente inspirada en la película Ghost. Ya sabéis, cuando le matan a él. 
  • Al principio, la Saga se iba a llamar solo Saga Quinox, pero mi buen amigo César García, coautor junto a Fernando Trujillo de obras como La biblia de los caídos, La guerra de los cielos o La prisión de Black Rock, me aconsejó ponerle un subtítulo, algo con garra. A él mismo se le ocurrió añadir lo de El ángel oscuro.

PORTADAS ALTERNATIVAS

Al principio de mi incursión en Amazon todo lo hacia yo: escribir, maquetar, promocionar y lo que más trabajo me costaba, las portadas. Con el tiempo fui conociendo a excelentes diseñadores que me echaron una mano en mayor o menor medida, como Andrea Saga, autora de Potenkiah y diseñadora de las portadas de todas las entregas de la Saga Quinox hasta el momento.. Estas son algunas de las portadas que diseñé yo y que, gracias a Dios, se quedaron en la carpeta bien guardadítas. Hasta hoy.



Si os ha gustado y os ha picado el gusanillo, tenéis disponible un adelanto.

Si queréis comprar la novela, podéis hacerlo desde El rincón de Carlos Moreno.


Además, también podéis comprarlo en formato en papel (también disponible en papel el Volumen 1, que contiene Exilio, Las piedras de la decadencia y Eternos en un solo tomo) desde aquí.



0 susurros en la guarida:

Carlos Moreno Martín. Con la tecnología de Blogger.

¡Suscríbete y recibe las nuevas entradas en tu mail!

El rincón del Community Manager

Archivo

Posts populares