Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter! Sígueme en Instagram!

Autores y sus seudónimos


A veces, los escritores usan seudónimos. Bien por ocultar su verdadera identidad, o para que su éxito no sea un lastre a la hora de abordar otro género o por razones varias. Cada uno tiene sus motivos, pero lo que sí es cierto es que detrás de cada seudónimo hay una historia.

Uno no se cambia el nombre así como así, cogiendo nombres al azar. Hay un motivo, una razón. Y en esta entrada os hablo de siete autores que han publicado bajo un seudónimo y el motivo por el que eligieron ese nombre en concretos.

¿Me acompañáis?


Share:

Las 20 preguntas a Claudio Cerdán


Claudio Cerdán es un escritor de novela negra con 8 libros publicados. Ha ganado el Premio Novelpol a la Mejor Novela Negra y el Ciudad de Santa Cruz, además de quedar finalista en muchos otros como el Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón o el Valencia Negra. Sus novelas se han editado en Francia, España, México y Argentina.

Su última novela, La última palabra de Juan Elías, escrita junto a Pau Freixas es la continuación de la serie Sé quién eres.

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
Me apunté a un curso de escritura en la universidad y poco a poco fui creando mis libros.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
Disciplina y objetivos. Y no marcarse fronteras.

¿En qué te inspiras para escribir tus historias?
La inspiración viene de cualquier parte, desde un paseo a un videojuego. Solo hay que estar despierto para cazarla.



¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
Empezar a escribir. A veces sé que al acabar tendré que rehacer por completo los primeros párrafos, pero hay que empezar de alguna manera o no se avanza nunca.

¿Qué es para ti escribir?
Un trabajo y un placer.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
A veces. Otras sumo varias personas o personalidades y la suma me da el personaje.

¿Qué tiene que tener un buen personaje para que atraiga al lector?
El lector ha de ser capaz de empatizar con él, sea el protagonista o el villano, y para conseguirlo deben ser humanos.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Hacerlo lo mejor posible y que el lector disfrute del viaje.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Son muy distintos. Ahora mis pensamientos se centran sobre todo en novelas.



¿Qué es más difícil de escribir? ¿Una novela o relato?
Una novela, porque corres el riesgo de perder el norte, traicionar el principio, o de que los personajes te cambien de personalidad sin darte cuenta. En la distancia corta eso se ve más fácilmente.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Me impongo un horario que trato de cumplir, normalmente por las mañanas.

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Ordenador. De hecho, he olvidado casi por completo escribir a mano. La letra que me sale ahora es horrenda.

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Intento que así sea. Solo le doy libertad de acción a los personajes en los diálogos. La trama suele estar cerrada desde el principio.

¿Qué es lo que mejor se te da y lo que peor se te da a la hora de escribir una historia?
Creo que se me dan bien los diálogos y el humor. Mi punto flaco son las descripciones. Soy incapaz de hacer una larga descripción de un personaje, a mitad me he aburrido. Prefiero que se sepa quién es con dos pinceladas. Ah, y los títulos. Me vuelvo loco para bautizar a una obra, me salen nombres horrendos.

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Varía de cada novela, puede ser desde unos pocos meses a más de un año. La media serían unos 4 meses.



¿Qué papel crees que tiene el marketing hoy día en el trabajo del escritor?
Creo que es muy importante “figurar” para que los lectores no se olviden de ti. Aunque, en realidad, el marketing es cosa de la editorial, y si no hace bien su trabajo el libro se venderá menos.

¿Cual crees que es el mayor error de un escritor?
No leer. Se nota mucho a la gente que se lanza a escribir sin haber leído libros antes.

¿Es mejor desarrollar la novela en un escenario conocido por el autor o es indiferente?
El conocer el escenario dota a la narración de verosimilitud. Sin embargo, se puede hacer sin conocerlo. De lo contrario no existiría la Ciencia Ficción o la Fantasía, por ejemplo.

¿Quién se esconde tras el autor?
Una persona tranquila que tiene poco que ver con la violencia que escribe. No estoy loco, en serio.

¿Qué género/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Me gusta la novela negra, porque a fin de cuentas es lo que más leo, aunque no le hago ascos a nada. Creo que un escritor debe abandonar su zona de confort y atreverse con otros géneros e historias en los que no esté cómodo.

Si quieres saber más de Claudio Cerdán visita su web.


Share:

4 hoteles frikis en los que desearas dormir (y vivir)



Hoy voy a hablar de hoteles. Porque nosotros, los frikis, no dormimos en cualquier sitio, no, que va. Nosotros necesitamos algo más para ser realmente felices. ¿Una habitación standar con su tele, su cama y su mesa? No, por Dios. Nosotros necesitamos dormir en La Comarca, en Hogwarts o en la Batcueva. Somos así de especiales ¿qué le vamos a hacer?

Ahí van cuatro hoteles que no querrías dejar nunca. Te llevarías hasta las toallas.

Share:

Personajes literarios inspirados en la vida real

Personajes literarios inspirados en personas reales

Cuando escribimos una novela, los escritores solemos basar nuestros personajes en otras personas, ya sean de ficción o reales. Sin ir más lejos yo me inspiré en dos personas para crear a Víctor Alias: Jensen Ackles, protagonista de Sobrenatural, y yo mismo.

La literatura está plagada de casos como este, pero muchos de ellos no son del todo conocidos. Para eso estoy yo aquí, para acercaros esas curiosidades del mundo de los libros, que permanecen ocultas para muchos de los mortales.

¿Queréis conocer algunos personajes inspirados en personas reales? Pues seguid leyendo.

Drácula - Vlad Tepes

El conde Drácula es Vlad Tepes
Drácula es Vlad "El empalador"
Si habéis leído La sangre de Valaquia 1 y La sangre de Valaquia 2 sabréis quién es este personaje. Y si no las habéis leído también, claro. Este es uno de los más típicos.

El señor Vlad Tepes, príncipe de Valaquia, era un prenda, por decirlo de una manera fina. Vivió allá por el s. XV y su nombre real era Vlad Dracul. ¿Que por qué se inspiró  Bram Stocker en él para crear al Conde Drácula? Pues a ver por dónde empiezo. Con deciros que lo conocían como Vlad "El empalador" ya está dicho todo. Era un tío que disfrutaba matando y torturando. Incluso hay leyendas que hablan de que cenaba tranquilamente mientras sus enemigos morían a su alrededor de las formas más crueles: descuartizamientos y empalamientos, sobre todo.

¿Pero era un vampiro? No, supongo que no. Aunque nunca se sabe.

D’Artagnan- Charles de Batz de Castelmore

D'Artagnan es Charles de Batz de Castelmore
D'Artagnan es Charles de Batz de Castelmore

Todos conocemos a D'artagnan, protagonista de los Tres mosqueteros, de Alejandro Dumas. Pero lo que no todo el mundo sabe es que el personaje está inspirado en una persona real. Se trata de Charles de Batz de Castelmore, conde de Artagnan (sí, su nombre es el mismo). Este hombre nacido en 1613 se marchó a París para hacer carrera en el ejército. Poco a poco fue ascendiendo hasta convertirse en capitán de los mosqueteros del rey.

¿Y cómo llegó Alejandro Dumas a conocer la historia del verdadero D'Artagnan? Pues porque en el siglo XVIII un escritor que, además, fue compañero de Charles de Batz escribió un libro sobre su vida titulado: "Memorias de señor D'Artagnan, teniente capitán de la primera compañía de los Mosqueteros del Rey" (ahí va el nombrecito). En algún momento, Alejandro Dumas lo leyó, se inspiró y el resto es historia.

Sherlock Holmes –Joseph Bell

Sherlock Holmes es Joseph Bell
Sherlock Holmes es Joseph Bell
¿Cuál es el detective más conocido de todos los tiempos? El mejor, el que parte la pana es, sin duda, Sherlock Holmes. Creado por Arthur Conan Doyle, Holmes era capaz de saber cualquier cosa de la persona que tenía delante solo con observarlo un momento.

Pues eso mismo es lo que hacía Joseph Bell, un médico que con solo echar un vistazo a los pacientes podía saber qué enfermedad tenía. Era deportista, poeta y le gustaba estudiar las aves. Lo curioso es que Bell era amigo de Doyle y le encantaba que su colega le hubiera usado de modelo para crear a Holmes.

Dorian Gray-John Gray

Dorian Gray es John Gray
Dorian Gray es John Gray
Igual que Arthur Conan Doyle, Oscar Wilde también se inspiró en alguien cercano a él para crear a su Dorian Gray. Para ser exactos en su amante John Grey. Como el protagonista de la novela, John Gray era un hombre guapo, guapo de cojones (al menos para los cánones de la época). El tiempo no parecía pasar para él y todas las mujeres, y algunos hombres, suspiraban por sus encantos. 

Pero parece que no le hizo mucha gracia que Wilde escribiera un libro sobre él y, cuando la novela fue publicada, ambos hombres se distanciaron.

James Bond - Forest Yeo-Thomas - John Dee

James Bond es Forest Yeo-Thomas y John Dee
James Bond es Forest Yeo Thomas y John Dee

A veces, los escritores no nos contentamos con basar nuestros personajes en una sola persona. De vez en cuando cogemos aspectos de uno, aspectos de otro y montamos un collage. Algo como esto debió hacer Ian Fleming, creador del mítico James Bond.

Para dar vida a su personaje se inspiró en Forest Yeo-Thomas, un espía que conoció cuando formaba parte de la inteligencia británica. Este espía, conocido por su nombre en clave como "Conejo blanco", era una máquina de matar y, además, un ligón de no te menees. Tanto las mujeres como los malos caían rendidos a sus pies.

Incluso una vez fue apresado por la Gestapo y torturado. Ese suceso fue recreado, años más tarde por Fleming en la primera novela de James Bond, Casino Royale.

Por otro lado, James Bond también tiene que buscar su antecedente  en el hombre de confianza de la reina Isabel I, en el siglo XVII: John Dee. Este hombre era otra máquina. Astrólogo, matemático, ocultista... Realizó varias misiones secretas para la reina.

Pero las semejanzas no acaban ahí. Para empezar creó la Hermandad de los Rosacruces, hermandad a la que pertenece James Bond en las novelas de Fleming. Cuando salía de misión secreta y necesitaba comunicarse con la reina enviaba una misiva en la que escribía bien clarito: "Solo para sus ojos", para que solo pudiera leerla la reina. Y, por cierto, ¿a que no sabéis como llamaba a la reina en esas cartas? ¡Exacto! M, igual que la jefa de Bond.

Pero claro, la reina necesitaba saber quien le mandaba la carta, pero como estaba en misión secreta, John Dee no podía poner su nombre. Para ello usaba un seudónimo que solo la reina conocía. Ese seudónimo era 007.

Hannibal Lecter - Ed Gein - Alfredo Balli Treviño 

Hannibal Lecter es Ed Gein y Alfredo Balli Treviño
Hannibal Lecter es Ed Gein y Alfredo Balli Treviño
Como en el caso anterior, Thomas Harris también se inspiró en varias personas reales al crear al asesino sanguinario y canibal Hannibal Lecter, de su novela El silencio de los corderos.

Por un lado, tenemos Ed Gein, un prenda, igual que Vlad Tepes. Se dedicaba a robar cuerpos de mujeres que habían fallecido hacía poco para hacerse ropa y decorarse la casa. Sí, como lo leéis. Cuando la policía descubrió quién era y fue a detenerle se encontraron con calaveras a las que les había cortado la parte superior para usarlas a modo de tazas o ceniceros; más calaveras decorando los postes de su cama, lámparas decoradas con piel humana e, incluso un cinturón de pezones. No creo que Ed Gein pasara mucho por El Corte inglés ¿verdad?

Por otro lado, Harris también usó a Alfredo Ball Treviño, también conocido como "Dr. Salazar". Mató a su pareja y lo cortó en pedacitos para que entrara en una caja. El propio Thomas Harris, en el prólogo de la edición 25 aniversario de la novela, relata el encuentro que tuvo con él mientras trabajaba de periodista.


Pues hasta aquí la entrada de la semana. Si queréis, también podéis conocer la historia real de Alexander Selkirk, el hombre que inspiró el personaje de Robinson Crusoe

¿Conocéis más personajes inspirados en personas reales? ¿Habéis leído alguno de estos libros? Si es así, no dudéis en decirlo en los comentarios del blog, en Twitter, Facebook o donde os de la real gana. Yo estaré por aquí y los leeré. Siempre estoy en mi guarida.

¡Saludos!

Share:

Novelas de Stephen King con títulos de canciones

¡Buenos días, Eternos! (o buenas  tardes, o buenas noches, depende de cuando me leas)

En teoría hoy no tocaba entrada pero he visto una cosa super chula navegando por internet y no he podido resistirme.

Se trata del proyecto Stephen King Strangers Love Songs, del artista brasileño Butcher Billy. En este proyecto, Billy reimagina algunas de las novelas del genio de Maine cambiándoles el nombre por conocidas canciones de amor.

Según Butcher Billy, el objetivo del proyecto es "ver el lado oscuro del amor a través de las lentes de la cultura pop" que Stephen King ha creado.

Así, nos encontramos con títulos como Total eclipse of the heart, How deep is your love, Every breath you take o I will survive acompañando a una portada similar a la de cualquier libro de Stephen King.

Aquí os dejo algunas de ellas, pero son un montón, así que si queréis verlas todas no tenéis más que ir a la página del proyecto.


I will survive
Everytime you go away
Strange love
Call me when you're high

Pues nada, ya lo habéis visto. ¿Os ha gustado? Si es así, ya sabéis lo que tenéis que hacer. Hay unos botoncitos muy chulos ahí abajo con los simbolitos de Facebook, Twiter y tal que están esperando a que alguien los pulse. ¿Serás tú?
Share:

Alexander Selkirk. La historia del verdadero Robinson Crusoe



Seguro que conocéis la historia. Un marinero inglés va en un barco portugués y este barco naufraga. El marinero es el único superviviente y acaba varado en una isla en la que estará la tira de años.

Su nombre, lo sabes, es Robinson Crusoe, y su creador, también lo sabes es Daniel Defoe. Pero, claro, Robinson Crusoe no existió, pero su autor se inspiró en una serie de personas reales para construir su personaje. Uno de ellos, el principal, es Alexander Selkirk.

Os cuento la historia, la real, la de verdad.

Corría el año 1704 cuando los barcos corsarios Cinque Ports y St. George cruzaban el Cabo de hornos. Allí tuvieron algo más que unas palabras con un barco francés, dejando las naves un poco destrozadas. A raíz de ello, los capitanes de los barcos tuvieron una discusión y acabaron siguiendo caminos diferentes: El Cinque Ports siguió rumbo a un archipiélago deshabitado llamado Juan Fernandez, mientras que el St. George continuó su viaje original.

Al llegar al archipiélago, Thomas Strading, el capitán del Cinque Ports decidió atracar en la isla más cercana a la costa, llamada Más a tierra, para aprovisionarse.

¡Señoras y señores! ¡Con todos ustedes...!
¡El señor Alexander Seeeeelkiiiirk!

Y aquí es dónde entra en escena nuestro amigo Alexander Selkirk, uno de los marineros del Cinque Ports. El barco había quedado seriamente dañado en su encuentro con el barco francés y, además, una tormenta, se había encargado de cargárselo un poquito más.

Selkirk se negó a subir al barco hasta que no lo hubieran arreglado y Strading tampoco se lo pensó mucho. Le dio sus efectos personales, una Biblia, un cuchillo, un arma y otros utensilios y le dijo: ”Ahí te quedas, colega”. Y se marchó con sus hombres en su barco que se caía a pedazos, dejando a Selkirk solo en una isla desierta. En realidad fue una mala decisión, porque el Cinque Ports acabó hundiéndose poco después.

Daniel Defoe escribió que Robinson Crusoe pasó 28 años en la isla. En realidad exageró. Alexander Selkirk estuvo “solo” durante cuatro años y pico. En esos años, Selkirk sobrevivió leyéndose a sí mismo la biblia y cazando cabras salvajes para alimentarse y vestirse. También fue capaz de amaestrar algunos felinos que había en la isla para protegerse de las ratas que mordisqueaban los pies mientras dormía. Un tipo listo, el señor Selkirk.

El señor Selkirk (o Crusoe) con sus cabras y sus felinos.
Cuatro años y cuatro meses estuvo Selkirk en la isla. Incluso tuvo visita en esos años. Dos galeones españoles atracaron en ella, pero nuestro naufrago se escondió de ellos. Lógico, teniendo en cuenta que Selkirk era escocés y encima corsario, los españoles le hubieran metido en la cárcel nada más encontrarle.

Por cierto, en esta historia no existe Viernes, ni había caníbales en la isla. Eso fueron elementos que Dafoe añadió a su novela.

Finalmente, por fin, un barco inglés llegó a la isla y Selkirk pudo ser rescatado. Para ese entonces, casi había perdido el habla y se negaba a volver a la civilización.

Pero lo hizo, y su historia llegó a oídos de Daniel Dafoe que, junto a las historias de otros náufragos, se documentó para escribir la más famosa de las novelas de aventuras: Robinson Crusoe.

En realidad, la historia ha sido muy injusta con Alexander Selkirk. Fue él el que paso cuatro años en la isla; fue él el que pasó las penurias pero, sin embargo, el nombre de la isla pasó a ser más adelante Robinson Crusoe, en honor del personaje que él mismo inspiró, dejando para él otra isla, más pequeña y menos conocida, en la que no puso nunca un pie.

Cosas de la vida, supongo.

Pues hasta aquí mi entrada de la semana. Pido disculpas por haber estado tanto tiempo perdido, pero las circunstancias son la que son. Pero bueno, ya he vuelto, y si te ha gustado la entrada, te agradecería que la compartieras y, por supuesto, si quieres comentar algo, aquí abajo tienes la sección de comentarios para quedarte a gusto.

Por mi parte, me voy a seguir escribiendo, que las novelas no se escriben solas (si fuera así, que aburrimiento ¿no?)

¡Saludos, Eternos!

Share:

Las 20 preguntas a Enrique Laso


¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
Comencé muy joven, con 8 años ya había terminado mi primera novela corta, titulada ROCA. Y el gusanillo me lo metió mi abuelo, que me animaba tanto a leer como a redactar. Premiaba mis textos con pequeños detalles y eso, siendo un crío, me llenaba de orgullo.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
Organizar y planificar muy bien la novela a la hora de escribir e intentar ponerse a trabajar todos los días. Sé que es algo que no le funciona a todo el mundo, pero desde luego es mi truco.

¿En qué te inspiras para escribir tus historias?
En la realidad. Todas mis historias han surgido producto de una noticia, un gran acontecimiento, un hecho histórico o una vivencia personal. Luego ya creo una ficción, pero la realidad siempre es mi punto de partida.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
No, la verdad. Llevo escribiendo nada menos que 36 años y jamás me ha sucedido. Me pasa justo lo contrario: me falta tiempo para abordar todos los proyectos que me vienen a la cabeza. He escuchado a muchos autores hablar del asunto, pero por fortuna nunca me ha ocurrido.


¿Qué es para ti escribir?
Bueno, una forma de vida. Es un entretenimiento y un oficio. Una de esas pasiones, como correr, que te regalan muchas alegrías pero que necesitan de un largo sufrimiento para alcanzar metas.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
Sí, siempre. No en una en concreto. Creo fichas de los personajes y son una mezcla de dos o tres personas que tengo como referencia; considero que me ayuda a hacerlos más creíbles. De vez en cuando, un personaje está basado sólo en una única persona real, pero no es lo habitual.

¿Qué tiene que tener un buen personaje para que atraiga al lector?
Ojalá lo supiera. En mi caso sé que Ethan Bush y el padre Salas han calado hondo en los lectores, y son muy diferentes. Pero quizá sí deben de tener algo especial, una personalidad muy marcada. Ethan está lleno de defectos y el padre Salas es un ejemplo de virtud. Ambos han fascinado a los lectores de todo el mundo.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Depende de la historia. Una veces es entretener, sin más; otra denunciar; en ocasiones hacer reflexionar al lector… Escribo sobre temas muy variados.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Novela. De adolescente escribía muchos relatos y gané muchos premios. Pero ahora casi sólo escribo novelas y manuales. También he abandonado la poesía, que me dio muchas alegrías de joven.

¿Qué es más difícil de escribir? ¿Una novela o relato?
La novela supone un reto titánico. Mantener el ritmo, el tono, la solidez de los personajes y una buena estructura a lo largo de meses de escritura es muy complicado. El relato es complejo porque debes contar una historia en muy pocas páginas; una historia potente. Cada una tiene sus dificultades.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Muchas. Me podría pasar horas, y no es cuestión de aburrir. Por ejemplo suelo escribir por las tardes, desde hace muchos años. Y siempre tomo las notas a mano, creo el argumento, las fichas y el desarrollo a mano, en un cuaderno que estreno para cada novela. Soy un maniático del orden y la planificación.

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Como comentaba: todo el esquema, el armazón y las fichas; a mano. Luego la novela, por comodidad, en ordenador.

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha? 
Jamás improviso. Lo tengo todo atado y bien atado. Incluso necesito tener el título y la portada (o un boceto de la misma) antes de arrancar. No soy capaz de hacerlo de otra manera. Mis personajes no tienen vida, como oigo decir por ahí; soy yo el que les da la vida y el que decide su destino.

¿Qué es lo que mejor se te da y lo que peor se te da a la hora de escribir una historia?
Lo mejor sin duda es la planificación. Lo peor es lograr que todos los personajes tengo un peso parecido. Siempre hay uno que destaca sobremanera. Me lo suelen criticar, y tienen razón los lectores.

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Eso ha cambiado mucho desde que me dedico sólo a escribir (2013). Por ejemplo, EL RUMOR DE LOS MUERTOS me llevó diez años, que se dice pronto. Sin embargo ahora las de la saga Ethan Bush me llevan unos seis meses. Pero si hablamos en tiempo REAL trabajado, quizá dedique más horas ahora a una novela que cuando tenía que compaginar la escritura con un empleo.

¿Qué papel crees que tiene el marketing hoy día en el trabajo del escritor?
Fundamental. Soy experto en marketing y ha sido mi profesión a lo largo de dos décadas. Un mal producto, por muy marketing que tenga, jamás triunfará. Pero un buen producto tampoco lo hará sin marketing. De modo que hay que tener las dos cosas (no deseo ponerme técnico, pero de hecho el propio producto forma parte del marketing): una buena novela y un marketing excelente.

¿Cual crees que es el mayor error de un escritor?
Creer que ya lo sabe todo. Pensar que no tiene que dejarse la piel en cada nueva novela y que no debe seguir aprendiendo cada día.

¿Es mejor desarrollar la novela en un escenario conocido por el autor o es indiferente?
Para mí es necesario. Todas mis novelas se desarrollan en escenarios que conozco, aunque sea de un modo poco profundo. Pero necesito haber tenido contacto con sus paisajes, con sus gentes, con el ambiente, con la cultura… Sé que hay autores que escriben novelas geniales sin hacerlo, pero no es mi caso. No me siento capaz.

¿Quién se esconde tras el autor?
Un soñador. Un loco con una imaginación desbordante. Y alguien que necesita ser escuchado (leído) para poder subsistir.

¿Qué género/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Terror, narrativa psicológica y novela policíaca. Son los que me hacen disfrutar más como autor y como lector.

Podeis saber más de Enrique Laso visitando su web.

Share:

Las 20 preguntas a Mónika Feren


Mónika Feren nació un soleado 21 de Octubre de 1985, en algún lugar de este alocado planeta, más concretamente en la mística Galicia. Su pasión por las letras le viene de bien pequeña;  durante su infancia empezó a escribir historias y nunca dejó de hacerlo. Hasta ahora ha auto publicado un libro de terror en Amazon: Sueños de Otro Mundo, que contiene seis relatos y del cual está escribiendo la segunda parte que saldrá en breve.

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?

Supongo que en el colegio. Ja, ja... La verdad es que no recuerdo un momento exacto en el que pensase: "Venga va, voy a escribir una historia". Lo que me viene ahora a la mente es el momento en el que cogí una libreta y empecé a escribir una historia de un niño que se quedaba en coma. Aún conservo la libreta y la verdad es que escribí bastante, debía de tener unos trece años o así, es curioso como ya me gustaban esos temas por aquel entonces.
 En cuanto a qué fue lo que me metió el gusanillo de la escritura en las venas... Creo que fueron dos factores al menos, uno, que mi hermana se pasaba el día inventando historias y yo le seguía el rollo; y dos, que toda esa imaginación tenía que ser canalizada de alguna manera y fue a través de la escritura.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?

Sí. Me gusta mucho hablar conmigo misma cuando estoy escribiendo. En el propio texto vaya. Antes no era capaz de escribir si las frases no quedaban pulidas a la primera y perdía mucho tiempo; me tiraba una hora para escribir dos párrafos decentes. Ahora, sin embargo, escribo a toda velocidad, pongo lo primero que se me cruza por la cabeza, aunque no esté bien escrito (ya habrá tiempo de retocar). Durante ese proceso me voy escribiendo cosas que después veré cuando vaya a corregir, del tipo: "Por dios, arregla esto que es una patraña". Es muy útil y me río mucho de mis propias tonterías.

¿En qué te inspiras para escribir tus historias?

En cualquier lugar está la inspiración, hasta en la televisión. De hecho la idea para dos de los relatos del libro que he publicado se me ocurrieron viendo la tele. ¡Después dicen que es la caja tonta! También cuando estoy hablando con gente y me cuentan historias, siempre se me ocurre que se pueden aprovechar para algún escrito.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?

Millones de veces. Para superarlo lancé el ordenador por la ventana. No, es broma. Lo mejor que se puede hacer frente a una página en blanco es dejar que siga estando en blanco, forzar la maquinaria cuando no quiere arrancar no es una buena idea. Se acabará trabando y no escribirás nada, ni hoy ni mañana. Reposar es lo mejor, o leer otra historia, dar un paseo, acariciar al gato... Lo que sea menos quedarse mirando la dichosa hoja en blanco. Por cierto, de una hoja en blanco yo saqué un mini relato sobre un escritor que no sabía qué escribir.

¿Qué es para ti escribir?

Escribir me ayuda a ordenar la mente. No solo cuando escribo una historia, sino cuando escribo lo que siento o en qué estoy pensando. A veces siento que me brotan las palabras y no las puedo contener, tengo que escribirlas y cuando lo hago me quedo más a gusto que un arbusto.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?

En alguna ocasión sí lo he hecho, aunque no sean cien por cien iguales que las personas reales, sino con algún rasgo particular. Por ejemplo escribí sobre un personaje que era impuntual acordándome de mi hermana. Ja, ja, ja...

¿Qué tiene que tener un buen personaje para que atraiga al lector?

Para mí, lo más importante es que tenga una personalidad definida y que no cambie de un capítulo a otro sin ningún motivo de peso. Es muy molesto leer a un personaje que primero es un cobarde y a los dos segundos es el Rey Arturo con la espada pronta para ser utilizada. Todo tiene un proceso, la gente cambia claro que sí, por eso los personajes pueden cambiar, pero no es tan rápido como en algunos libros parece. Algo que también hace que un lector se sienta atraído por un personaje es que se sienta identificado con él, por eso funcionan tan bien las novelas para adolescentes.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?

El principal objetivo es terminarla (que ya es bastante) y después que me guste. La gente que no escribe para sí misma y solo espera gustarle al mayor número de personas posibles, no creo que disfrute mucho escribiendo.

¿Prefieres escribir novela o relato?

Las dos cosas. Actualmente ando inmersa en los relatos, pero mis novelas están esperando su turno pacientemente en la carpeta de mi ordenador. ¡Pobres! Le van a salir telarañas de tanto esperar…

¿Qué es más difícil de escribir? ¿Una novela o relato?

Yo creo que una novela. Un relato es más rápido y directo y la novela (dependiendo de la temática que sea) necesita más trabajo (de investigación, de preparación de los personajes...)

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?

No sé si se podrá considerar una manía pero al escribir necesito mucho silencio. Además también tengo la costumbre de escribir en una libreta a mano y después lo voy arreglando mientras lo paso al ordenador , a veces no me basta con eso, y lo que escribo en el ordenador lo vuelvo a reescribir en la libreta volviéndolo a retocar por tercera vez y a la cuarta lo escribo de nuevo en el ordenador. Entro en bucle, vaya.

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?

 Como ya he dicho en la pregunta anterior utilizo ambas, no sé qué sería de mí sin mis libretas. (Tengo muchas, parezco la loca de las libretas).

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?

Improviso mucho. Casi nunca tengo nada atado, de hecho intento organizar a los personajes haciéndoles un planning y después nunca lo sigo. Pocas personas me creen cuando digo que me siento a escribir sin tener nada en mente y de pronto se me va ocurriendo según voy tecleando, pero así es.

¿Qué es lo que mejor se te da y lo que peor se te da a la hora de escribir una historia?

Empezando por la parte negativa lo que peor se me da es terminarla, me atasco, la olvido en un rincón… Poco a poco lo he ido superando, es una gran satisfacción el poder terminar una historia. Lo que mejor se me da son los diálogos y me lo paso bomba imaginando a los personajes mientras construyo sus movimientos de brazos, manos, sus expresiones...

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?

¡Buf! Demasiado. Si hubiera terminado todas las historias que se me han ocurrido durante toda mi vida... No habría estantería lo suficientemente grande para acoger a mis libros. Ja, ja, ja...


¿Qué papel crees que tiene el marketing hoy día en el trabajo del escritor?

Creo que es muy importante, sobre todo en los escritores independientes que se ocupan de promocionar las novelas por su cuenta. Para mí es complicado, no me gusta el marketing aunque entiendo que hay que venderlo de alguna manera.

¿Cual crees que es el mayor error de un escritor?

Que no sea capaz de aceptar una crítica ni de encajarla o que no entienda que no puede gustarle a todo el mundo. También creo que el peor error de un escritor es tener el ego por las nubes y pensar que es el dios de la escritura.

¿Es mejor desarrollar la novela en un escenario conocido por el autor o es indiferente?

Creo que es indiferente. Si es una novela en la que te inventas el escenario, todos los ingredientes han de ser de tu propia cosecha, y si está ambientada en la realidad siempre puedes buscar información de cualquier escenario.

¿Quién se esconde tras el autor?

Una chavala normal y corriente que hace fotos de nubes cada dos por tres, que toca un instrumento que poca gente conoce y que intentó estudiar Antropología en la Uned. Una tipa que en ocasiones dibuja "Monicasios", ve animes, toma mucho café y disfruta con pequeños detalles que la vida tiene a bien darle. Alguien cuya máxima es "Vive y si no puedes, deja vivir y si no, no molestes a los que sí que viven".

¿Qué género/s te gusta escribir? ¿Por qué?

Me gusta escribir historias de terror con un toque de surrealismo que te hagan preguntarte si estás despierto o dormido. ¿Por qué? Porque me divierto mucho haciéndolo, seguramente la gente pensará que soy una loca. Y no les falta razón.

Si quieres saber más de Mónika Feren visita su blog o su página de Facebook.

Share:

Curiosidades del mundo del libro que (tal vez) no conocías



¡Buenos días, Eternos!

¿Todo bien por aquí? Hoy se me ha antojado escribir una entrada sobre curiosidades de los libros.  Hay libros grandes, libros pequeños, libros satánicos... Para todos los gustos, vamos. Ahí van 6 curiosidades sobre los libros que (tal vez, o a lo mejor, o es posible que sí) no conocías.

Sherlock Holmes nunca dijo “Elemental, querido Watson” 

Vamos a empezar con una fácil. En ninguna de los muchísimos relatos del popular detective, Sherlock Holmes, aparecen las palabras "Elemental, querido Watson". Puede aparecer “elemental” por un lado, o “Querido Watson” por el otro. Pero nunca juntos. Holmes nunca dijo esas palabras. Sin embargo, si le pedimos a alguien que nos diga la frase más popular de Sherlock Holmes, seguro que nos dice esa.
Esa frase se hizo popular en 1939, cuando el personaje de Holmes las pronunció en la película Las aventuras de Sherlock Holmes.

El libro más pequeño del mundo


Este libro es muy curioso pero no sé si será muy cómodo leerlo ya que hay que pasar las hojas con una aguja. Mide 1 milímetro de ancho y 1 milímetro de alto y contiene el cuento infantil “Old King Cole”. Se publicaron 85 ejemplares en 1985.

El libro más grande del mundo


Y, como no podía ser de otra forma, pasamos del libro más pequeño al libro más grande. Se llama Lo más selecto del pensamiento universal y entre sus 160 páginas encontramos pensamientos de Teresa de Calcuta, Voltaire, entre otros. ¿Sus dimensiones? 3.20 metros de altura y 4 metros de ancho (abierto). Y pesa 250 kg. Como para llevarlo en el autobús ¿no?

El libro del diablo

Si el anterior libro era grande, éste también lo es, pero menos. Con sus 75 kg es el manuscrito medieval más grande conocido. Se llama La Biblia del diablo o Codex Giga y cuenta la leyenda que un monje tenía que escribir un libro en un día y, claro, no había tiempo. Para hacerlo, hizo lo que hacemos todos: un pacto con el diablo. Pero a él le contestó. A cambio de su ayuda, el monje hizo un dibujo de su nuevo amigo en el libro. De ahí el nombre.

Traduciendo en un bunker

Se dice, se cuenta, se rumorea que Dan Brown obligó a los traductores de la novela Inferno a traducir sus libros en un bunker para que no hubiera filtraciones de ningún tipo. No sabemos que hacían los traductores en el bunker, porque tendrían sus descansos ¿no? ¿Y qué hacían en su tiempo libre? ¿Podían salir del bunker? Y si salían ¿no se les podría escapar algo del libro? En fin, hay un par de agujeros en el guión de esta historia.

La biblioteca de Twits

Pues eso es. La Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos tiene todo lo que tiene una biblioteca: libros, tebeos, revistas… esas cosillas. Pero lo más curioso es que también tiene todos y cada uno de los twits publicados desde que Twitter se inauguró. Si no encontráis uno de vuestros twits antiguos, ya sabéis dónde encontrarlo.

Share:

Las 20 preguntas a Andrea Saga


Andrea Saga. Monterrey, Nuevo León, México, 1974. Ya desde la primera infancia leía hasta la enciclopedia. Sus primeras historias llevaban dibujos. Creyó que si cursaba la licenciatura en diseño gráfico éstos algún día serían lo suficientemente buenos. Un día fue evidente que carecía de ese talento, no obstante en su imaginación sus mundos ya estaban tan vivos que merecían existir, aunque fuera sólo con palabras.
En 2012 fundó junto a otros colegas el grupo Escritores Independientes Capítulo Monterrey. En 2013 autopublicó Potenkiah, la piedra de la Muerte y en 2014 vio la luz Potenkiah la batalla por Eloah. Para 2015 ambas novelas se relanzaron bajo el título Potenkiah, la profecía en la editorial Planeta y en 2016, bajo el mismo sello, publicó Potenkiah, el encuentro, continuación de la trilogía. Actualmente escribe la conclusión de esta historia mientras lleva y trae a sus hijos a la secundaria y trata de transmitirles el amor por la lectura.

Hoy contesta Las 20 preguntas... Andrea Saga.


¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
En la secundaria, a la edad de 13 añitos. Por aburrimiento. En aquella época sin internet y con un solo canal de tv con programación de “caricaturas” me sobraba el tiempo para soñar e inventarles nuevas aventuras a los personajes (Thundercats, Candy, Hombre araña, etc), luego los empecé a cambiar de mundo y finalmente el paso natural fue hacerme mi propio mundo y mis propios personajes.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
Escribir a mano cuando estás atorado. Hacer listas (un ejercicio llamado binomio fantástico) cuando no sabes de qué escribir. Activar una aplicación para bloquear redes sociales cuando las distracciones son externas

¿En qué te inspiras para escribir tus historias?
Ya que quiero escribir el libro que a mí me gustaría leer (que tenga acción, intriga, peligro y que rete a la imaginación) escucho música de películas mientras escribo.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
Cuando enfrento a la página en blanco se debe principalmente a que no he planeado con anticipación y ahora no sé cómo sacar a los personajes del atolladero. Así que charlo con alguien y escribo las soluciones. Frecuentemente al exponer el motivo de mi bloqueo en voz alta, yo misma voy encontrando el problema y sus soluciones.
Otra idea es escribir a lo tonto en un cuaderno. Eventualmente todo comienza a fluir de nuevo

¿Qué es para ti escribir?
Antes de teclear una historia sólo es un mar de posibilidades, pero al escribirla se elijo una de esas y la convierto en realidad. Escribir es, por tanto, elegir, dar vida y descubrir en qué termina todo.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
No. Los invento de acuerdo a la función que tendrán en la trama y les añado la personalidad basándome en los tipos de temperamento y sus combinaciones (aquello de “flemático-melancólico” etc)

¿Qué tiene que tener un buen personaje para que atraiga al lector?
Tiene que ser competente (ni demasiado bueno ni demasiado torpe, ni mucho menos que resuelva los conflictos por suerte). Un poco de buen humor no hace daño. Que tenga amigos (Si a otros personajes les cae bien, puede que al lector también). Que su personalidad sea atractiva (no malinterpretes, también los malos y los gruñones pueden ser atractivos, mientras no sea desesperante ni quejumbroso o demasiado plano y superficial) y haya unos cuantos defectos para balancear su lechado de virtudes.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Que el lector quede atrapado en las páginas y no tenga más remedio que seguir leyendo.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Novela. Entre broma y broma siempre digo que no me pidan menos de 600 páginas.

¿Qué es más difícil de escribir? ¿Una novela o relato?
Un relato, decir mucho en pocas palabras es de dioses.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
No puedo empezar si no escucho primero un par de canciones y siempre son las mismas: Dreams de Van Halen y Far from over de Frank Stalone

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
En papel cuando es un borrador, un esbozo de lo que podría ser una escena, pero prefiero la computadora para las palabras definitivas que dibujarán la misma.

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Planeo e improviso a partes iguales. Partiendo del final defino algunos pasos básicos para llegar a este, luego voy inventando lo demás

¿Qué es lo que mejor se te da y lo que peor se te da a la hora de escribir una historia?
Lo mejor: las escenas de acción.
Lo peor: las escenas de romance.

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Varía, pero el promedio son 2 años

¿Qué papel crees que tiene el marketing hoy día en el trabajo del escritor?
Súper importantísimo. La oferta es mucha, así que sin marketing y sin redes sociales nadie se enteraría de tu trabajo.

¿Cuál crees que es el mayor error de un escritor?
No escuchar a los lectores (sobre todo los beta). Si el escritor hace oídos sordos y no trabaja su texto pensando que es perfecto tal cuál lo concibió corre el riesgo de quemar su idea. Mejor ir despacio y reescribir que lanzarse de cabeza.

¿Es mejor desarrollar la novela en un escenario conocido por el autor o es indiferente?
Es indiferente. El buen escritor puede escribir de lo que conoce y de lo que no pues nunca se lanzaría sin documentarse adecuadamente. En el caso de escenarios ficticios los enriquecerá con detalles verosímiles para hacerlos reales a ojos del lector.

¿Quién se esconde tras el autor?
Una diseñadora gráfica independiente, madre de dos adolescentes, lectora compulsiva, amante de las galletas y el pan dulce, con delirio por la fantasía y la ciencia ficción.

¿Qué género/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Necesito que las historias que leo o escribo tengan algún elemento que haga volar mi imaginación, ya sea porque hay razas extrañas, mundos fantásticos, magia o tecnología fuera de este mundo. Necesito que haya acción e intriga y de preferencia que alguien esté en peligro. Cualquier otra historia es aburrida. Por lo tanto yo sólo leo y escribo fantasía y ciencia ficción (y muy ocasionalmente algún thriller “de humanos”).

¿Quieres saber más de Andrea Saga? Para ello no tienes más que ir a su web:

Share:

Mis novelas ya disponibles en Google Play y otras plataformas


¡Buenos días, Eternos! Hoy, si no os importa voy a hacer un poco de autobombo. Porque también está bien hablar de vez en cuando de uno mismo ¿no? Sobre todo cuando hay noticias. Eso es lo que traigo hoy: noticias.

Renovarse o morir. Eso es lo que dicen ¿no? Y es un buen consejo. Yo, en estos momentos, me encuentro en esa fase: renovándome. El primer paso fue la creación del blog El rincón del community manager  y sus respectivas Redes Sociales (por ahora solo Twitter y Facebook). Lo hice así para separar mis dos facetas, la de Community Manager y la de escritor. En este blog tenéis cosas de libros y en el otro, cosas de Social media y similares.

El segundo paso ha sido, quizás, el más complicado. Remaquetar todos mis libros para subirlos a plataformas distintas de Amazon. Digo que es más complicado porque cada plataforma tiene sus preferencias a la hora de la maquetación y hay que hacerlo una a una. Pero, ¡oye, que ya está hecho! Ya tenéis todos mis libros (para no mentiros, casi todos, los más importantes) en plataformas como Google Play, Smashwords, Itunes y Barnes & Noble, además de en Amazon.

Además, en casi todas ellas tenéis Quinox 1: Exilio; Quinox 2: Las piedras de la decadencia; La cabeza de la serpiente y El guardián de la fantasía completamente gratis. En Amazon no están gratis porque no me dejan ponerle precio 0, pero todo se andará.

En la sección Obra, en la página dedicada a cada novela, he puesto enlaces a Amazon y Google Play, que son las plataformas más populares, pero están en mucho más sitios: ITunes, Barnes & Noble, SmashWords, Kobo... Si tuviera que poner todas y cada una de las plataformas en las que están me faltaría blog. Aunque... umm... bueno, ya se me ocurrirá algo.

Después de esto, habrá un tercer paso, pero será más complicado aún y llevará más tiempo. Por eso, por ahora, no voy a decir nada. Pero os iré informando con el tiempo, no os preocupéis.

Mientras tanto, los personajes del Universo Quinox os esperan en sus nuevos hogares. No les hagáis esperar.
Share:

Las 20 preguntas a Nieves Villalón


Amante de los libros y loca de las letras desde los 3 añitos. Aprendió a leer antes que a hablar. Como su pasión son las letras, su vida no podía estar enfocada a otra cosa, así que decidió estudiar Filología Hispánica, carrera que está terminando y que está muy orgullosa de haber hecho. Después de años con el blog, y más años leyendo, ha decidido dar rienda suelta a las teclas y a su imaginación, y ahora que por fin tiene historias que contar, se ha decidido a escribirlas. Su otro gran amor son los animales, concretamente sus animales. Tiene un gato y dos perros, y son los compañeros más fieles que uno puede tener.

Hoy contesta Las 20 preguntas... Nieves Villalón

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
La verdad es que nunca me había parado a pensar esto, pero llevo escribiendo desde que tengo uso de razón, porque tenía mucha imaginación. Lo que más me motivaba para escribir era quedarme pensando en los cuentos que me contaban mis padres y mi abuela y cambiarles el final, o inventar historias alternativas pero con la misma base.


¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
Intento no tener ninguna distracción a mano. El problema es que como escribo en el ordenador, casi siempre me evado mirando en internet y buscando cosas.

¿En qué te inspiras para escribir tus historias?
Antes tiraba mucho por temas similares al fanfic: hacer una historia a partir de la trama de otra que me gustaba. Ahora me empapo de todo lo que veo por la calle, oigo o leo.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
Muchas veces, porque no suelo tener tiempo, así que cuando me siento me gusta más leer que escribir. Siempre que tengo ganas de escribir empiezo muy motivada por una escena pero cuando acabo lo que tengo en mente no sé cómo seguir.

¿Qué es para ti escribir?
Tener algo que contar. Y siempre tiene que partir de una cosa concreta: ya sea una escena, una canción, un anuncio de televisión… algo te tiene que dar una idea para empezar a desarrollarla; no soy de las que piensan que las historias nacen de la nada.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
Para un personaje hago una mezcla muy variopinta de características de personas que conozco; así que se podría decir que sí.

¿Qué tiene que tener un buen personaje para que atraiga al lector?
Tiene que ser coherente. Su historia tiene que ser creíble porque si no, no creo que se pueda empatizar con él.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Transmitir alguna idea que tengo en mente. No tiene que ser necesariamente reflexivo o profundo, simplemente busco que mis lectores (que actualmente son mi novio y un par de amigas) visualicen las escenas que quiero representar.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Si te soy sincera, ni una ni otra. De momento solo he escrito escenas. Se podría decir que son relatos, y recuerdo algún cuento perdido de cuando era pequeña y tuve mi primera máquina de escribir (sí, mi padre tenía una máquina de escribir y a veces me dejaba escribir algún folio, así que ahí ponía mis cuentecitos). Pero fundamentalmente lo único que he escrito son escenas, con las que espero poder conformar mi primera novela algún día.

¿Qué es más difícil de escribir? ¿Una novela o relato?
Para mí una novela, ya que nunca he sido capaz de terminar ninguna que me haya propuesto. Pero relato tampoco es fácil porque es condensar mucha información en muy pocas páginas, y aun así ha de tener sentido para quien lo lee, porque si no, no está bien hecho.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Música instrumental. Porque si no, no termino de concentrarme y acabo haciendo otras cosas. Pero si me pongo música con letra, me centro más en la letra, así que tampoco ganamos nada.

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Ambas. Palabras claves de la escena que quiero desarrollar en papel, y luego lo grueso en el ordenador. Pero soy bastante tradicional… está mal que lo diga, pero en algunas clases en vez de tomar apuntes he escrito mis escenas en papel para luego pasarlas al ordenador.

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Las escenas son como fogonazos en mi mente, como si fuera una película (o mejor dicho, un corto), pero a partir de ahí o paro, o no me queda otra que improvisar.

¿Qué es lo que mejor se te da y lo que peor se te da a la hora de escribir una historia?
Lo que mejor, creo, es la conformación del personaje. Lo peor, las descripciones. Nunca sé determinar si me paso, si no llego, si el lector va a ser capaz de ver lo que yo veo o no…

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Como dije antes, nunca he terminado ninguna novela. Pero llevo con una en mente que quiero desarrollar y llevar a buen término tres años. Es lo más cerca que estoy de acabar un proyecto.

¿Qué papel crees que tiene el marketing hoy día en el trabajo del escritor?
Es fundamental. Para hacerte ver, y darte a conocer, es básico conocer las redes sociales y saber cómo “entrar” a alguien para que lea tu libro.

¿Cual crees que es el mayor error de un escritor?
Intentar que gente que no suele leer el género que ha escrito lea su novela. Me explico, yo pocas veces leo novela histórica, y si un autor me dice que me ha seguido en redes y ha echado un ojo a mi blog, y acto seguido me ofrece una novela de este género, eso pierde mucho crédito para mí, y la verdad es que me enfado mucho.

¿Es mejor desarrollar la novela en un escenario conocido por el autor o es indiferente?
Creo que es más fácil para un autor describir algo que conoce que algo inventado, pero todo depende de cómo “visualice” el autor el mundo que quiere crear. En definitiva, si el autor se cree realmente lo que está describiendo, creo que tiene bastante terreno ganado en ese sentido.

¿Quién se esconde tras el autor?
Una persona normal y corriente que tiene algo que contar.

¿Qué género/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Thriller. Me parece más sencillo porque es lo que más leo, así que sé cómo es la dinámica y por dónde tirar para que funcione; aunque es un género bastante trillado en el que ya está todo inventado.

Si quieres conocer mejor a Nieves Villalón puedes visitar su blog Mundos de lectura.

Share:

5 consejos para leer sagas de fantasía


¿Os gustan las sagas? Ah, esas series de libros con tantos personajes, tantas subtramas, tantas historias que contar… Son tan estupendisimas todas… Yo llevo leyendo sagas desde que tengo uso de razón: La rueda del tiempo, El señor de los anillos, Dragonlance… Y he aprendido mucho. Y no me refiero solo a que el pan de lembas está muy rico y te alimenta para dos días.

Si algo he aprendido en todo este tiempo es a leer sagas. Sí, porque una saga no se lee igual que un libro independiente, no. Tiene sus propias reglas para acometer tan temible empresa. En la entrada de hoy os doy una serie de consejos para sobrellevar lo mejor posible la lectura de una saga.

¿Queréis leerlos?

  1. No te encariñes con nadie. Sí, amigos. Éste es un clásico. Hay autores más buenos y otros más malos (y no estoy hablando de creatividad o calidad en la escritura, precisamente), pero en toda saga que se precie tiene que caer algún personaje principal. Tal vez no sea el protagonista de la historia, pero mínimo uno de los gordos muere. Es un hecho.
  2. Hazte con una libreta. ¿Para qué? Pues para apuntar nombres. Si la saga en cuestión tiene más de cinco libros (La rueda del tiempo, Canción de hielo y fuego, Harry Potter…) también tiene personajes. Docenas y docenas de ellos. Algunos aparecen en el primer libro para volver a aparecer en el cuarto, así por toda la cara. Evidentemente, después de tantas personas que has conocido y tantas aventuras que has vivido se te olvidaran quién carajos son.
  3. Ármate de paciencia. Si estás leyendo la saga según se publica, lo más seguro es que tengas que esperar un par de años entre libro y libro. Sobre todo si hablamos de Canción de hielo y fuego, en cuyo caso estamos hablando de lustros. Sí, ya sé, estas deseando saber qué pasa con ese personaje al que le ha pasado tal cosa. Pues te aguantas. La continuación saldrá cuando salga y punto. Este nos lleva directamente al siguiente punto.
  4. Relee, una y otra vez. Lo normal es que si es una saga densa, cuando se publique la tan ansiada continuación no te acuerdes de todo. Así que lo suyo es que, conforme se acerque la publicación del siguiente tomo, cojas el libro anterior y lo releas. Así te irás acordando y entraras en el nuevo libro con la memoria fresca.
  5. Haz pesas. ¿Pesas? ¿Qué? ¿Qué dice el tonto éste? A ver, antes de que me toméis por estúpido. ¿Habéis visto los pedazos de tochos que son algunas sagas? ¿Los tomos del señor George R. R. Martin? ¿Los de las Crónicas del asesino de reyes? ¿Los de La rueda del tiempo? Lo sabéis por experiencia, ¿verdad? Leer durante más de una hora un libro así tiene serios efectos sobre nuestros músculos. Antes de acometer la lectura de una gran saga de fantasía, hay que ponerse en forma.
  6. Lee sentado. Si no eres capaz de coger músculo antes de leer tu saga, al menos, haz lo que puedas para no acabar con una luxación de codo. Si lees tumbado y boca arriba, toda la fuerza centrifuga del libro se centra en tus brazos, lo que puede llevar a que se duerma esa parte del cuerpo o, peor, un esguince o cosa parecida. Si lees sentado, por lo menos puedes apoyar el libro en las rodillas de vez en cuando. Tenedlo en cuenta.

Bonus track

Nunca, nunca pongas en el Kindle la opción de ver cuantas horas de lectura te quedan del libro. Si los libros son muy gordos, como los tres últimos de La rueda del tiempo, no hay nada que desmotive más que mirar a la parte de abajo de la pantalla y ver que te quedan ¡34 horas de lectura! Déjalo en el porcentaje o en el tiempo que te queda para terminar el capítulo. O mejor, déjalo en blanco.

¿Y vosotros? ¿Tenéis algún consejo más que darnos para ser grandes lectores de sagas de fantasía? No dudéis en ponerlo en los comentarios. Nos serán a todos de gran ayuda.

¡Saludos! Y si os ha gustado la entrada… ¡Compartid, malditos!
Share:

Las 20 preguntas a Ana González Duque


Anestesista, Community Manager y escritora. Esta tinerfeña todo terreno ha conseguido lo que todo escritor quiere conseguir: Vivir de la escritura.  Es autora de varios libros, tanto ensayos como novela fantástica juvenil. ¿Queréis conocerla un poco más? Pues seguid leyendo porque va a contestar Las 20 preguntas.

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
Escribo desde que puedo recordar. Tengo una primera novela escrita con 8-9 años llena de faltas de ortografía. Supongo que el ser una lectora voraz me llevó a querer escribir mis propias historias, pero la verdad es que no recuerdo cuándo empecé.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores? 
El truco es, como dice Rothfuss, sentar el culo y escribir. Llueva o truene escribo una cuota de palabras al día.

¿En qué te inspiras para escribir tus historias?
En todo. Todo lo que pasa a mi alrededor puede ser un desencadenante creativo, cualquier cosa. A lo mejor, luego no es identificable en la novela, pero me entenderás si te digo que el cuento que forma parte de “La librería a la vuelta de la esquina” parte de una marca de alfombrillas de coche. O “Leyendas de la Tierra Límite” empezó en una conferencia sobre la célula.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
Pues la verdad es que no. Tengo más rollo que Scottex. Supongo que es porque soy una escritora de mapa, así que cuando me siento a escribir la historia ya lleva un tiempo en mi cabeza.

¿Qué es para ti escribir?
¿Qué es para ti respirar?

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
Sí, a veces sí. A grandes rasgos.

¿Qué tiene que tener un buen personaje para que atraiga al lector?
Sombras y claros. No nos gustan los personajes perfectos.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Entretener al lector y divertirme yo.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Novela.

¿Qué es más difícil de escribir? ¿Una novela o relato?
Creo que el relato es más complicado de hacer bien, porque tienes menos espacio en el que desarrollar la idea.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir? 
La verdad es que no. He escrito en los sitios más extraños que te puedas imaginar.

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Con las dos cosas. Escribo a ordenador, pero tengo una libreta de cada historia donde voy almacenando las ideas que podría utilizar. Y donde dibujo los mapas y los personajes. Muy mal, por cierto.

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Tengo atada la estructura. Pero hay muchas cosas que se improvisan sobre la marcha. Lo que sí que creo que tienes que tener claro es el final: a qué sitio quieres llegar.

¿Qué es lo que mejor se te da y lo que peor se te da a la hora de escribir una historia?
Creo que mis personajes son buenos. O por lo menos, eso es lo que me dicen mis lectores. Lo peor que se me da son las escenas eróticas. Lo paso canutas para escribirlas y el corrector casi siempre me las tacha.

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Aproximadamente tres años :D. No, en serio. Ahora estoy con dos novelas a la vez. En una estoy ya escribiendo. En la otra estoy en fase de planificación. Y tengo una tercera que está en esa nebulosa de previa-planificación que es la tormenta de ideas. Una va empujando a la siguiente a salir. Lo que no puedo es tenerlas en la misma fase.

¿Qué papel crees que tiene el marketing hoy día en el trabajo del escritor?
Pues creo que es una parte importante de lo que significa el trabajo de un escritor hoy en día. Sobre todo, porque es lo que te va a llevar a tener lectores. Y si quieres vivir de escribir, me temo que no te queda más remedio que aprender marketing online.


¿Cual crees que es el mayor error de un escritor? 
No tomárselo en serio. Esto es un trabajo, no un hobby. Nadie te tomará en serio si tú no lo haces.

¿Es mejor desarrollar la novela en un escenario conocido por el autor o es indiferente? 
Lo que está claro es que si no conoces el escenario, tienes que documentarte. Todas las novelas, incluso la fantástica, tienen su fase de documentación. Yo estuve leyendo sobre la flora de los pantanos para no meter la pata en “Las Tierras Oscuras”.

¿Quién se esconde tras el autor?
Una persona normal, con sus defectos y sus virtudes.

¿Qué género/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Escribo fantasía juvenil y comedia romántica. Probablemente porque son los géneros de los que más leo y en los que más cómoda me siento.

Si queréis saber más de Ana González Duque podeis visitar cualquiera de sus blogs:

Marketing Online para escritores, en el que da consejos a los autores para promocionarse en Redes Sociales.

El fogón, en el que Ana nos habla de literatura fantástica.

Share:

Futilidad, la novela que predijo el desastre del Titanic



Muy buenas, Eternos:

He estado unas semanas desconectado de casi todo. No ha sido por vacaciones de Navidad, ya quisiera. He estado bastante malito, con fiebres altas y, cuando mejoré, fue mi chica la que se puso enfermó. Así que he estado bastante perdido.

Pero parece que ya va todo más o menos bien, así que vuelvo a la carga. ¿Recordáis que una de las últimas entradas fue sobre libros que predijeron el futuro? Uno de ellos era Futilidad de Morgan Robertson. Durante la documentación para la entrada descubrí que las similitudes no se quedaban solo en el nombre del barco y el naufragio. No, había mucho más. Por eso he decidido dedicarle una entrada solo para él solito.

¡A ver qué os parece!

Para esta portada no se han inspirado en el
Titanic. No, que va.
Supongo que vosotros también conoceréis la historia. Un barco, un gran trasantlántico. El más moderno y lujoso de su época. Se consideraba inhundible. En uno de sus viajes se estrella con un iceberg y se hunde, muriendo en el naufragio casi todo el mundo.

¿Os suena? No, no es el Titanic. Hablamos de Titan, el "protagonista" de la novela Futilidad de Morgan Robertson, escrita 15 años antes de que el Titanic se fuera a pique. Esa es la historia y casualidad que yo conocía, pero es que hay más. Mucho más.

Aparte de los sucesos en sí y el nombre (vaya puntería que tuvo Robertson) también hay otras muchas similitudes que me han dejado muy mal cuerpo. La novela en sí no trata sobre el hundimiento del Titán, pero es una parte de ella. Es más bien una novela de aventuras que se desarrolla a partir del naufragio.



Las similitudes son muchas. Vamos con ellas:

  1. La eslora era más o menos igual en los dos barcos (Titán: 244 m; Titanic: 269 m).
  2. Tenían el mismo sistema para evitar el hundimiento (a ninguno de los dos les sirvió de mucho).
  3. Contaban con el mismo número de tripulantes (3000).
  4. En el naufragio de Titán mueren 2500 personas, en el del Titanic 2200.
  5. El Titán choca con el iceberg a 22 nudos de velocidad. el Titanic a 22,5.
  6. Ambos llevan menos botes salvavidas de los que permitía la ley.
  7. Las rutas son iguales pero en sentido contrario. El Titanic va de Inglaterra a Nueva York y el Titán de Nueva York a Inglaterra.
  8. En la novela, el Titán tiene un accidente al chocar contra otro barco del embarcadero. El Titanic estuvo a punto de tener el mismo accidente, pero logró esquivarlo en el último momento.
Se dice, se cuenta y se rumorea que el señor Robertson tenía poderes extrasesoriales y podía ver el futuro. Además de Futilidad, en 1914 escribe un relato corto llamado Beyond the Spectrum en el que habla de unas armas que tienen sospechosos parecidos con las armas nucleares, además de dejar caer una posible guerra en EEUU y Japón.

No sabemos si Robertson tenía poderes de verdad, pero si no es así, la casualidad es mucha, sobre todo en Futilidad. ¿Qué opináis al respecto?



Share:

Entradas populares

¡Suscríbete y recibe las nuevas entradas en tu mail!

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *