2/2/17



¡Buenos días, Eternos!

¿Todo bien por aquí? Hoy se me ha antojado escribir una entrada sobre curiosidades de los libros.  Hay libros grandes, libros pequeños, libros satánicos... Para todos los gustos, vamos. Ahí van 6 curiosidades sobre los libros que (tal vez, o a lo mejor, o es posible que sí) no conocías.

Sherlock Holmes nunca dijo “Elemental, querido Watson” 

Vamos a empezar con una fácil. En ninguna de los muchísimos relatos del popular detective, Sherlock Holmes, aparecen las palabras "Elemental, querido Watson". Puede aparecer “elemental” por un lado, o “Querido Watson” por el otro. Pero nunca juntos. Holmes nunca dijo esas palabras. Sin embargo, si le pedimos a alguien que nos diga la frase más popular de Sherlock Holmes, seguro que nos dice esa.
Esa frase se hizo popular en 1939, cuando el personaje de Holmes las pronunció en la película Las aventuras de Sherlock Holmes.

El libro más pequeño del mundo


Este libro es muy curioso pero no sé si será muy cómodo leerlo ya que hay que pasar las hojas con una aguja. Mide 1 milímetro de ancho y 1 milímetro de alto y contiene el cuento infantil “Old King Cole”. Se publicaron 85 ejemplares en 1985.

El libro más grande del mundo


Y, como no podía ser de otra forma, pasamos del libro más pequeño al libro más grande. Se llama Lo más selecto del pensamiento universal y entre sus 160 páginas encontramos pensamientos de Teresa de Calcuta, Voltaire, entre otros. ¿Sus dimensiones? 3.20 metros de altura y 4 metros de ancho (abierto). Y pesa 250 kg. Como para llevarlo en el autobús ¿no?

El libro del diablo

Si el anterior libro era grande, éste también lo es, pero menos. Con sus 75 kg es el manuscrito medieval más grande conocido. Se llama La Biblia del diablo o Codex Giga y cuenta la leyenda que un monje tenía que escribir un libro en un día y, claro, no había tiempo. Para hacerlo, hizo lo que hacemos todos: un pacto con el diablo. Pero a él le contestó. A cambio de su ayuda, el monje hizo un dibujo de su nuevo amigo en el libro. De ahí el nombre.

Traduciendo en un bunker

Se dice, se cuenta, se rumorea que Dan Brown obligó a los traductores de la novela Inferno a traducir sus libros en un bunker para que no hubiera filtraciones de ningún tipo. No sabemos que hacían los traductores en el bunker, porque tendrían sus descansos ¿no? ¿Y qué hacían en su tiempo libre? ¿Podían salir del bunker? Y si salían ¿no se les podría escapar algo del libro? En fin, hay un par de agujeros en el guión de esta historia.

La biblioteca de Twits

Pues eso es. La Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos tiene todo lo que tiene una biblioteca: libros, tebeos, revistas… esas cosillas. Pero lo más curioso es que también tiene todos y cada uno de los twits publicados desde que Twitter se inauguró. Si no encontráis uno de vuestros twits antiguos, ya sabéis dónde encontrarlo.


0 susurros en la guarida:

Carlos Moreno Martín. Con la tecnología de Blogger.

¡Suscríbete y recibe las nuevas entradas en tu mail!

El rincón del Community Manager

Archivo

Posts populares