Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter! Sígueme en Instagram!

Reseña: Relatos de sal, de Francisco José Palacios Gómez

Relatos de sal es un compendio de relatos que te atraparan desde la primera página. Dentro del libro encontraremos historias de todo tipo, desde terror, hasta suspense o fantasía épica, pasando por ciencia ficción. Cada uno de ellos con un estilo propio que hace más grande, si cabe, el placer de su lectura.
El único problema al que se enfrenta al lector al comenzar a leer Relatos de sal es la ausencia casi total de diálogos. Esto no tiene por qué ser bueno o malo, pero a un lector acostumbrado a absorber información por medio de diálogos puede resultar algo molesto. Sin embargo, pronto nos acostumbramos al estilo de Francisco José Palacios y podemos disfrutar plenamente de cada una de las historias.
Nuestra aventura comienza con el Destino del Dorio, una historia ambientada en la Grecia clásica que nos presenta a Barteo, el heredero del rey, que no quiere seguir los pasos de su padre. Un día recibe en la alforja de su montura un mensaje. Un mensaje que podría solucionarle los problemas. A pesar de que, El destino del Dorio es un buen relato, no es el mejor de los diez relatos que se nos presentan en Relatos de sal. Tiene un ritmo ágil y es divertido, pero nada en comparación con lo que viene después.
Continuamos con Víctor, los pasos de la mosca, sin duda uno de los mejores relatos del libro. Una historia con ciertas reminiscencias a El exorcista que nos narra la transformación de Víctor, un muchacho con una grave enfermedad, de la que se va recuperando poco a poco, al mismo tiempo que se convierte en la personificación del mal. Esta historia me enganchó, y mucho. Tanto por el argumento como por el estilo en el que está escrito. Sin duda, un diez para Francisco José Palacios.
Tras el terror de Víctor, los pasos de la mosca, nos encontramos con una historia de amor en Hojas de plata. Una leyenda oriental en la que dos almas gemelas tendrán que luchar por su amor. Este relato también me gustó mucho, tiene cierto aire trágico que me atrapó desde la primera palabra.
Después de Hojas de plata, le toca el turno a la ciencia ficción. El último liberado no es un relato, más bien es una novela corta dividida en cuatro capítulos largos. Este relato es el grueso del libro y nos muestra como, en un extraño planeta, llega un individuo, dispuesto a liberar a alguien allí encerrado. Dicho de esta manera no parece gran cosa, pero conforme pasan las páginas nos damos cuenta de que no todo es lo que parece. Todo forma parte de una conspiración que decidirá el destino de la humanidad. El último liberado me encantó. Es divertido ver que van encajando las piezas como si de un perfecto puzle literario se tratara. Otro diez para Francisco.
Después de la ciencia ficción, toca un poco de suspense. La herencia de los condes de Villaperdida, narra la historia de una intriga para conseguir la herencia del ricachón del pueblo. Llena de sorpresas, esta historia te arrastra de la mano de sus carismáticos personajes. Desde un cura malvado, pasando por una bella condesa. Este relato también me atrapó mucho, pues consiguió sorprenderme casi en cada página.
Continuamos con El ángel de hielo, una historia de fantasía épica a la antigua usanza. La emoción y la aventura se dan la mano en este relato que narra las vicisitudes de un mago para lograr hacerse con el control de su país. Este relato me resultó original, sobre todo porque tiene cierto aire a musical, algo que me gustó. Hay ciertas escenas o diálogos, que están escritos a base de versos, como si los personajes estuvieran cantando. Eso, unido a la historia, me mantuvo pegado al libro toda la tarde.
Y terminamos nuestra aventura con un relato emotivo. La gitana-paya está escrito con el acento de una gitana, lo que en algunos momentos complica un poco la lectura. Desde el punto de vista de la mujer, nos cuenta como su marido se fue a la guerra y lo que sucedió más adelante. Eso sí, no nos libramos de la sorpresa final, así que hay que estar atentos a todo el relato y leerlo hasta el final, porque recompensa ese pequeño escoyo que es el acento de toda la historia.
En definitiva, Relatos de sal es un libro altamente recomendable, lleno de historias de todo tipo que harán las delicias del lector. Da igual el género que te guste, seguro que lo encuentras entre las páginas de este libro que no puedes dejar pasar.
Share:

Las 20 preguntas a... Regina Roman

"Mi objetivo a la hora de escribir una novela es levantar los ánimos y el corazón. Demostrar fuera de toda duda que hay otra “forma” más amable y menos dramática de encarar los problemas."

Actriz y amante de los animales y de los bosques, con algo de hada en su intrépida naturaleza. Escribe básicamente para entretener y subir los ánimos. No aspira a una butaca en la Real Academia, le basta con un taburete en la academia del Bienestar, porque si hay un monje que vendió su Ferrari, Regina Román es la monja que regaló su Posrsche Cayenne. Regina es autora de tres novelas (Del suelo al cielo; Cuarentañeras y Un féretro en el tocador de señoras) y, además, creadora de un nuevo género, la Psicocomedia.

Y ahora... Las 20 preguntas

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
Escribo desde los 6 años así que no recuerdo qué me impulsó a hacerlo. Lo que puedo  decir es que nunca he parado. He tenido rachas de menor dedicación pero jamás de apartamiento total, creo que no podría resistirlo.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
Soy bastante desorganizada, sin trucos, sin manías. Escribo en cualquier sitio, en cualquier circunstancia y condición.

¿Qué te inspira?
Cualquier cosa que veo u oigo. Generalmente alguna chorrada que yo misma suelto, una canción, un ramalazo de viento… Qué sé yo. Debo estar muy chiflada, a veces pienso que vivo en otra dimensión.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
De momento, todo lo contrario, las ideas me bullen en la cabeza pidiendo su oportunidad, el deseo de escribir una historia sobre esto o lo otro se enfrenta a la falta material de tiempo. A veces vivo en constante ansiedad (aunque entendida en positivo).

¿Qué es para ti escribir?
Una forma de expresarme y de respirar.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
En muy raras ocasiones. Sí que conozco gente que son auténticos “personajes” y sobre los que me gusatría profundizar pero más por curiosidad, por sus llamativas psicologías que por otra cosa. Me llama la atención lo inquietante, lo que se sale de lo ordinario.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Levantar los ánimos y el corazón. Demostrar fuera de toda duda que hay otra “forma” más amable y menos dramática de encarar los problemas.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Novela, siempre novela y cada vez más largas. Debe ser porque hablo por los codos y se me da mal eso de sintetizar.

¿Qué es lo más difícil de escribir una novela o relato?
Mantener el ritmo y la compostura, el interés todo el tiempo, enlazar las tramas y en mi género en concreto, tejer la psicología sin que se note, sin alterar el ritmo de la comedia, ni sus diálogos.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Ninguna, soy más simple que el mecanismo de un botijo.

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Ambos. Suelo anticipar mis esquemas generales a libreta y también a veces, escenas completas que luego paso al ordenador.

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Parte y parte. También depende del género en el que me mueva. En la fantasia los hechos deben estar más decididos desde el principio. En la psico-comedia todo es más espontáneo y fresco, sé de dónde parto y a dónde voy a parar pero el camino suele darme muchas sorpresas sobre todo porque la historia se escribe a base de matizaciones y perfiles, a base de reescrituras y más reescrituras.

¿El escritor nace o se hace?
Sinceramente creo que nace y luego se mejora.

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Mínimo, año y medio. Con la saga del Hada Roja llevo casi 10 años. Señor, qué vergüenza…

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla? ¿Por qué decidiste no hacerlo?
Cada vez que reparo en que casi voy vendiendo mis libros uno a uno, me falta hacerlo puerta a puerta como las distribuidoras de jabones. Que el sistema imperante, aunque cada vez más debilitado, vende obras mediocres y que quien no pertenezca a ese club tiene todos los accesos vedados. Cada vez que leo los vía crucis que deben pasar mis lectores para encontrar mis libros y que en el camino, muchos desistieron. Decidí no tirar la toalla porque el que escribe no hace otra cosa sino lanzar un mensaje y el mío se está recibiendo, porque la psico-comedia está cumpliendo la función para la que nació, me lo cuenta la gente: me escriben diciendo que les ha hecho recapacitar, que han reflexionado a la vez que se divertían. Si está funcionando, esa es mi misión, no puedo dejarla a medias.
¿Crees que los autores noveles están "marginados" hoy día?
A nivel oportunidades, sin duda. Hay libros que no llegan a salir de las cajas, nunca olerán una estantería. Eso es un asesinato con alevosía.

¿Cuál crees que es el mayor error de un escritor?
Creerse importante. No somos mejor ni peor que otro ser humano, ni más valiosos, no nos engañemos, el ego juega muy malas pasadas y crea muchos monstruos.

¿Piensas que hace falta publicar con un gran sello para que el lector disfrute con la lectura?
¡Noooooooooooo! ¿He sido suficientemente expresiva?

¿Quién se esconde tras el autor?
Depende. A veces un ser feliz, a veces un hombre atormentado, a veces un filántropo idealista…


¿Qué genero/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Escribo fantasía juvenil y psico-comedia. Esta última es de nuevo cuño, me siento orgullosa de defender que España ha creado un nuevo género literario. Verás cuando se desarrolle y se le reconozca, va a ser la bombaJ Porque en la narrativa busco evasion, divertimento, distracción con fundamento. Porque hay muchos jóvenes con inquietud lectora y se cuida poco el material que les ofrecemos. En cuanto a la psico-comedia no quiero repetirme: son libros positivos, antidepresivos, fantásticos para la crisis interna y la externa. Probadlos y ya me contaréis. 

Podéis encontrar a Regina Roman en: www.reginaroman.com
Share:

Las 20 preguntas ... Daniel Rubio Martínez

"Mi objetivo a la hora de escribir es que guste, pero sobre todo, que provoque en el lector lo mismo que siento yo cuando la escribo."
 
Daniel Rubio nació en Valencia el año 1983, un 8 de febrero. Aficionado acérrimo a las cuatro ruedas tiene que dividir su tiempo en demasía para poder escribir, trabajar, conducir y estar con su familia. Su amor por la lectura e inventar historias han provocado la creación de su blog. Y, actualmente, está trabajando en una novela que, a pesar de tener un gran contenido dramático, también se vuelca hacia la novela negra. Su mayor sueño es seguir escribiendo, el resultado que obtenga por ello, no le importa. El tiempo dirá.

Y ahora... Las 20 preguntas

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
Comencé de pequeño, solo que no las escribía, las dibujaba. Descubrí que me gustaba escribir cuando, en el colegio, nos mandaron escribir un relato para clase.
Siempre he considerado que tengo mucha imaginación y no me gusta guardarla para mí solo, creo que es necesario plasmarla de cualquier manera y, vaya, lo primero que aprendemos en el colegio es a pintar o escribir, me decanté por escribir.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
Buf, no creo que tenga ninguno. Me pongo frente al papel en blanco, o la pantalla, según se tercie, y escribo. Es como si aceptase echarme un pulso con un colega, no sabes qué va a suceder, pero lo aceptas.

¿Qué te inspira?
Todo. Hasta del sonido de un pedo se puede escribir una antología de cuentos sobre él. Creo que la imaginación es lo único que no tiene límites, por eso me considero un aprovechado, cualquier cosa puede dar pie a escribir algo.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
Pues ahora que lo dices… hace poco pasé una racha de esas, pero no hice nada. Supongo que es así de caprichosa mi musa, como no le pago…

¿Qué es para ti escribir?
Simple y llanamente, un placer con el que disfruto muchísimo.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
Me baso en personajes reales y otros los invento, supongo, que en base a mi forma de ser o como me gustaría ser, no sé, esto último no lo tengo muy claro.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Que guste, pero sobre todo, que provoque en el lector lo mismo que siento yo cuando la escribo.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Ambos.

¿Qué es lo más difícil de escribir una novela o relato?
Lo más difícil es, que al terminarla, me convenza a mí mismo de lo que he escrito. Diría que la técnica o la ortografía, pero es que eso me la suda, pienso que todo aquél que se precie y sepa autocriticarse lo suficiente, tiene la capacidad de progresar, las cosas si se hacen despacio suelen quedar bien.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Sí, tengo la extraña costumbre de alejar la silla de la mesa y luego volverla a acercar, ¡qué gilipollez más grande eh!

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Ambos, según me pille. Siempre llevo conmigo una libreta pequeña cuadriculada en una mochila de esas pequeñas.

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Tengo claro el principio y parte del final, pero los personajes son un poco cabrones y hacen lo que les sale de los webs.

¿El escritor nace o se hace?
Yo que sé, creo que eso se lo deberíamos preguntar al todo poderoso, pero creo que las dos cosas, ¿por qué? Por un lado, nadie nace enseñado, pero por el otro, creo que es algo que debe nacer de uno mismo, sino, ¿por qué cojones me voy a poner a escribir si no lo siento?

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Todavía no he terminado mi primera novela y llevo con ella un año, no lo sé.

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla? ¿Por qué decidiste no hacerlo?
Nunca, tengo más paciencia que Blancanieves con los siete enanitos.

¿Crees que los autores noveles están "marginados" hoy día?
Depende… ¿tienes algo de dinero que te sobre?

¿Cual crees que es el mayor error de un escritor?
La soberbia.

¿Piensas que hace falta publicar con un gran sello para que el lector disfrute con la lectura?
No, pero sin duda influye para que sean “lectores” los que disfruten con la lectura.

¿Quién se esconde tras el autor?
Espero que nadie, joder, que mal rollo…

¿Qué género/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Drama, pero no te voy a decir por qué, pero siempre que empiezo a escribir algo tiendo hacia el drama. Aunque tampoco me voy a encasillar puesto que tengo por ahí un borrador de algo fantástico y también le pego a los monólogos, el caso es que la gente reflexione durante o al final de su lectura.


Podéis encontrar a Daniel Rubio Martínez en: http://www.danielrubiomartinez.blogspot.com/
Share:

Las 20 preguntas a... Marcos Prieto

"Escribo sobre personajes que me gustaría que fueran reales."
 
Nació en Bilbao en 1971 y desde entonces ha cambiado varias veces de residencia. Ahora vive en un pueblo de León. Entre otras cosas, eso ayuda a tener una mente abierta y ser flexible con el entorno. También ayuda a apreciar la frágil permanencia de las cosas. Compagina su trabajo y sus pasatiempos con la misma herramienta: el ordenador. Trabaja de informático y, además, escribe y dibuja con él. Su principal objetivo en el mundo del arte es sacar adelante su novela "La rebelión de las Razas" y las imágenes que le inspiran.

Y ahora... Las 20 preguntas 

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
La primera vez que intenté escribir fue con ocho años. Me había propuesto toda una novela de aventuras e incluso rogué a mi profesora del colegio que me ayudara con las correcciones. Ella aceptó encantada, supongo que a sabiendas de que, tal y como ocurrió, no pasaría de la tercera página de mi cuaderno.
Hasta que no llegué al instituto no volví a desenfundar mi bolígrafo para dar rienda suelta a mis disparadas hormonas y dedicar apasionadas cartas a cambio de algún beso robado. Las cartas tuvieron mucho éxito... yo no tuve tanto...
Por fin, con 39 años cumplidos y la cabeza bien asentada, volvió a darme el gusanillo de escribir gracias a las partidas de rol que echaba con unos colegas en un juego a través de internet. Empecé con fan-fics, pero me gustó tanto la experiencia que me pasé a los relatos y hasta me aventuré con mi primera novela.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
Perseverancia. Hay que darse cuenta de los errores, escuchar consejos para apreciar las cosas desde otros puntos de vista y repetir, repetir, repetir, hasta que los textos expresan todo aquello que querías comunicar.

¿Qué te inspira?
40 años dedicados en cuerpo y alma a soñar.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
Alguna vez la he visto, pero por poco tiempo. Si un día no me siento capaz de escribir, lo dejo para el día siguiente. Escribo para disfrutar, no para atormentarme.

¿Qué es para ti escribir?
Hacer justicia a los mundos fantásticos que llevan tanto tiempo ocultos en mi imaginación.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
Escribo sobre personajes que me gustaría que fueran reales.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Desahogarme y ganar amigos al hacerlo.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Disfruto mucho con los relatos, sobre todo por la rapidez del feedback con los lectores, pero no le tengo miedo a las novelas.

¿Qué es lo más difícil de escribir una novela?
La organización de una trama que mantenga su coherencia en el tiempo.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Creo que no...

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
¿Bolígrafo? ¿Qué es eso?

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Me gusta tener las cosas muy claras, pero siempre dejo que la improvisación en los detalles me sorprenda. Hay veces en las que esos detalles menores cogen la fuerza suficiente como para alterar el rumbo de la historia. Es divertido.

¿El escritor nace o se hace?
Creo que se requiere una sensibilidad innata especial, pero a escribir, como a todo en la vida, se aprende.

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
No me hagas hablar de eso. Tengo una lista interminable de historias a las que les estoy dando largas a ver si cuela...

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla? ¿Por qué decidiste no hacerlo?
Acabo de empezar y estoy muy ilusionado. Espero que ese momento tarde mucho en llegar.

¿Crees que los autores noveles están “marginados” hoy día?
No solo los noveles; creo que todo el que no sea un best-seller y no pueda garantizar un buen nivel de ventas a los editores.

¿Cuál crees que es el mayor error de un escritor?
La soberbia. Que se te dé bien una cosa no significa que seas la referencia para todo. Pero creo que este error no afecta solo a los escritores.

¿Piensas que hace falta publicar con un gran sello para que el lector disfrute con la lectura?
Creo que publicar con un gran sello aumenta el número de personas que disfruten, no la experiencia del disfrute. Publico en mi blog y me lee muy poca gente, pero sé que alguno disfruta mucho con ello.

¿Quién se esconde tras el autor?
La persona.

¿Qué genero/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Fantasía épica. Desde pequeño he disfrutado  muchísimo imaginando mundos y seres que solo pueden existir en la fantasía. Quiero devolver al mundo parte de esos momentos tan maravillosos vividos.


Podéis encontrar a Marcos Prieto en: http://dkmarcos.blogspot.com/
Y además, también podéis ver sus ilustraciones en: http://dkmarcos.deviantart.com

Share:

Aparición en La opinión de Málaga

El pasado martes, 6 de diciembre el periódico malagueño La opinión de Málaga me dedicó un artículo en el que hablaba de la autoedición. La verdad es que ha sido una gozada verme en grande en el periódico. Hay quien me ha preguntado si ya me están acosando las fans por la calle. Y la verdad es que sí. Miles y miles de personas se congregaron ese día en el centro de Málaga solo para verme. Evidentemente, que fuera un día de fiesta, en mitad de un puente y las luces del centro estuvieran recién encendidas, no tiene nada que ver, por supuesto.
Ironías y coñas a parte, aparecer en La opinión ha sido un paso adelante, una especie de sueño cumplido. Pero, a parte de eso, no creo que me genere grandes beneficios, al menos económicamente hablando. Dudo que las ventas se disparen como por arte de magia y que todo el mundo entre en mi blog, ávidos de saber más de mí. Las ventajas son otras, quizás un poco más diluidas. Lo primero y principal es que me dejo ver. Es decir, no habrá mucha gente que se interese de golpe por lo que hago, hay que ser realistas. Pero sí que habrá gente a la que, al menos, le suene mi careto y mi nombre. Y si algún día publico en papel, esa gente se puede acordar de mí y darme una oportunidad. La segunda ventaja que le veo es que le da un aspecto más serio a lo que hago (yo, y otro montón de gente). Si alguien que no sea escritor lee sobre mí en un blog o en alguna página web puede pensar que sólo soy un tarado más que intenta sacar algo de pasta. Si lo lee en un periódico como La opinión de Málaga y una hoja entera a todo color, la cosa cambia. Y eso es algo que me ayudará a mí y a todos los que, como yo, intentamos abrirnos un hueco en el mundo de los libros.
Y luego está la tercera ventaja, ésta más remota, más complicada, pero no imposible. Tal vez un editor, o alguien relacionado de alguna manera con una editorial, lea el reportaje. A lo mejor se interesa y decide investigar un poco sobre mí. Si lo hace, comprobará que la Saga Quinox ha vendido ya unas cuantas copias, que ha recibido buenas criticas y que hay gente interesada en verla publicada en papel. Como me dijo un buen amigo, si eso sucede, tengo publicación asegurada pues la editorial ya tiene medio camino hecho. Yo he realizado toda la promoción y, quien más y quien menos, ya conoce la Saga Quinox y sabe de qué va. Ésta, por supuesto, es una posibilidad muy remota, pero está ahí y no sería la primera vez que un autor publica con una editorial de rebote, ya sea dándose a conocer por medio de un blog o de cualquier otra manera.
Pero prefiero no pensar en eso porque estaría haciéndome ilusiones absurdas. Si llega, cojonudo, y si no llega seguiré dando el callo a mi manera, escribiendo novelas, promocionando y trabajando todo el día para que al menos alguien lo lea. Al fin y al cabo ése es el trabajo y el objetivo de un escritor.

Si queréis leer la versión digital de mi reportaje, pichad aquí.
Share:

Las 20 preguntas a... Laura Morales Tejeda

"Quiero mostrar a la gente parte de mis sueños, de mi fantasía, incluso quizá un poco de mi infancia".

Laura Morales ha publicado relatos en varias webs conocidas, como Aurora Bitzine y FantasyMundo, y en editoriales y revistas literarias como Versatil y Artesomos e Imaginarios.Además es redactora de Fantasymundo y Espada y brujería y participa como articulista colaboradora en la revista digital Imaginarios, en la cual ya ha publicado bastantes relatos y artículos. Además es la creadora y administradora del blog literario La Caja de Pandora, donde sube reseñas de libros, novedades editoriales, críticas de cine, música, etc.
En septiembre de 2011 publicó su primera novela, “La Profecía”, publicada de mano de Ediciones Parra.
También he ganado diferentes premios por microrrelatos y cuentos infantiles.

 Y ahora Las 20 preguntas...
 
¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
Pues la verdad, siempre me ha gustado escribir. Cuando era pequeña, con ayuda de mi hermana, nos inventábamos mil historias con nuestras muñecas. A los 17 años escribí mi primera “novela” con una compañera de clase, pero la cosa no fue a mas. La historia ahí estuvo guardada en un cajón, cuando hace un par de años, la reescribí.
Realmente no sé quién o qué me metió en este lío, pero la verdad es que estoy encantada, y espero que nunca deje de sentir ese gusanillo en mi interior.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
Pues… trucos, trucos, creo que ninguno, pero manías, muchas, je jeje.

¿Qué te inspira?
Sobre todo estar sola  y la música que más me gusta (Linkin Park, TakeThat, WithinTemptation, Evanescence, Glee… y mil más).

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
Desde luego. Creo que como el 90% de los escritores. Es algo que te frustra, sabes que tienes la idea pero no te sale… Yo lo supero fácilmente poniendo la música a toda pastilla y cerrar los ojos durante unos minutos (eso sí, procurando no tenerlos demasiado tiempo cerrados o me quedo “sopa”) normalmente suele funcionarme.

¿Qué es para ti escribir?
Escribir es para mí evadirme de la realidad, pensar que existe algo mejor, algo que me gustaría que ocurriese. Escribir es interpretar tus sueños, demostrar que con imaginación eres capaz de muchas cosas.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
Alguna vez sí he usado algún “modelo” para mis personajes, pero normalmente cada uno tiene sus propias cualidades.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Como decía antes, quiero mostrar a la gente parte de mis sueños, de mi fantasía, incluso quizá un poco de mi infancia (por ejemplo al escribir cuentos, no novelas para adultos)

¿Prefieres escribir novela o relato?
Lo primero que pille, dependiendo como me de ese día cuando escriba. Casi prefiero una novela, porque puedo explayarme más, contar más cosas.

¿Qué es lo más difícil de escribir una novela o relato?
Uff… pues que todo cuadre, que no haya nada colgando. Para mi es lo más complicado, pues siempre se te escapan cositas.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Aparte de escribir sola y con música, me gusta escribir con un buen tazón de leche con Neskuik o un té. Es muy relajante.

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Me gusta más con ordenador, es mucho más fácil y rápido, pero vamos, si tengo que escribir a mano, no pasa nada, lo hago. Hace poco pasé a ordenador una novela que tenía acabada y escrita a mano… ni os digo cuantas páginas eran, qué horror…

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Mmm me gusta crearme un guión, aunque siempre, según vas escribiendo, lo que ya tienes planeado, quizá no te guste como queda, o incluso te parece que sobre. Improvisar sobre la marcha no es nada malo, pero yo prefiero tener mis ideas escritas y tirar de ellas según voy escribiendo.

¿El escritor nace o se hace?
La pregunta del millón… pues yo opino que el escritor se hace. Nadie nace sabiendo nada. Todo el mundo sabe escribir, a unos les sale mejor que a otros, pero con el tiempo, la práctica, buenos correctores que te ayuden, todo puede mejorar.

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Ufffffffffff difícil pregunta… pues cuando uno no tiene tiempo, puede tirarse meses o incluso años. Sí, como lees, años. Ese es mi caso con la novela La Profecía. La escribí hace como unos 10 años y la he reescrito 3 veces, y la última antes de que saliera a la venta, así que… Luego, el que tiene tiempo para escribir, quizá en un par de meses la tiene lista.

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla? ¿Por qué decidiste no hacerlo?
Desde luego. Millones de veces, sobre todo cuando las editoriales te dicen que no les interesa tu novela.
Decidí no tirar la toalla porque soy demasiado cabezota y soy de los de “el que la sigue, la consigue” así que mirad ahora, conseguí publicar mi novela.

¿Crees que los autores noveles están "marginados" hoy día?
Mucho. Hay muchísima gente desconocida (algunos he tenido el placer de leer sus manuscritos) y verdaderamente son una pasada, pero hoy en día las editoriales solo apuestan por gente ya conocida, que saben que va a vender. Es una pena, la verdad. Espero que eso cambie, porque al final veo que todos nos publicamos nuestras propias cosas sin necesidad de un sello editorial.

¿Cual crees que es el mayor error de un escritor?
Pues yo creo que el peor es no tener paciencia. Con un poco de paciencia todo es mejor. Sé que es difícil esperar meses y meses para que una editorial te responda, pero hay que darse cuenta que si tardan es porque puede que estén valorando tu novela. En cualquier caso, en el 70% de las veces, la paciencia es una virtud, quizá merezca la pena esperar (lo digo por experiencia propia)

¿Piensas que hace falta publicar con un gran sello para que el lector disfrute con la lectura?
Desde luego que no. Hay muchos autores que se han publicado sus propias novelas y han vendido muchísimos ejemplares, ¿Por qué entonces hay que tener un sello editorial? Sí, hoy en día está bien visto un buen sello, pero vamos, yo creo que no hace falta esperar a que una gran o pequeña editorial publique novelas cuando podemos disfrutar de esas obras de otra forma.

¿Quién se esconde tras el autor?
¿Detrás de Laura? Pues detrás de Laura se esconde una chica alocada, simpática, aunque bueno, como todo hijo de vecino, si le tocas mucho las narices, puede mandarte “a regar” y quedarse tan pancha.
Laura es buena, le gusta ayudar a todo el mundo, aunque en más de una ocasión me he llevado más de un chasco y por desgracia, no aprendo, pero qué se le va a hacer…
Me apasiona leer, el manga y viajar.

¿Qué género/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Sobre todo fantasía, es lo que más me gusta. También he intentado escribir algo de terror y no se me ha dado nada mal.
¿Por qué? Otra pregunta difícil… es más fácil escribir sobre algo que te gusta que algo que desconoces.

Podéis encontrar a Laura Morales Tejeda en:

www.lacajamagicadepandora.com
www.lauramoralestejeda.com
www.la-profecia.com
Share:

Las 20 preguntas a... Roberto Corroto

"Escribir es una afición que morirá conmigo, me lo paso pipa escribiendo así que ¿por qué voy a dejar de hacerlo aunque no me gane la vida con ello?"

Roberto Corroto se considera escritor y guionista. Nació en Madrid hace 34 abriles pero vive en Málaga desde hace más de siete años. Su entusiasmo por el mundo de la literatura empieza con su pasión por los tebeos. Dejando de lado la faceta de dibujante, tuvo que empezar a escribir para otros artistas y resultó que no lo hacía mal del todo. Estimulado por los ánimos que le llegaban y aprendiendo un poco sobre la marcha, empezó a tomarse más en serio lo de escribir. Desde entonces, ha participado en numerosos concursos en los últimos años. En 2008 empezó publicando una historia corta llamada "Yo soy Bob" (con dibujos de Roberto Corral) en el fanzine Myaku. En 2009 debutó en el mundo de la narrativa con la novela Lawless Island I: Persiguiendo el Pasado (Ediciones Atlantis). El año 2010 fue bastante prolífico en cuanto a la preparación de varios guiones de cómic. Todos buscan editorial que quiera publicarlos en papel, a excepción (por ahora) de No hay lugar como el hogar, con dibujos de Alfredo Martirena, que será publicado por Sugoi Ediciones a finales de 2011 o primeros de 2012. Además, le han ido publicando varias historias cortas dentro de las revistas Z-Time ("Zombie War I" con Roberto Corral y Juan Aragón) y El Arca de las Historietas ("Esos locos bajitos" con Raquel Barros y "B Movie!" con Juan Albarran). Dentro del sello Ideas de Mono ya ha lanzado un libro de bolsillo llamado Mi novia es un zombi.

Y ahora... las 20 preguntas

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
Pues creo que fue el momento en el que me di cuenta que no servía para dibujar las historias que me venían a la cabeza. Hasta entonces siempre había tenido entre ceja y ceja el poder dibujar como los artistas a los que idolatraba como John Buscema por ejemplo. No me fijaba especialmente en la parcela del guionista, pero una vez que tiré la toalla con los lápices, se abrió ante mí un mundo que hasta entonces había permanecido en segundo plano. Poco a poco, empecé  a imitar el estilo de algunos de esos guionistas, y a trabajar con personajes icónicos como Batman por ejemplo. Imaginaba como sería una historia de Batman peleando contra Dos Caras y la escribía sin un ápice de formación, es decir, como buenamente creía que se debía hacer. El gusanillo de la escritura estoy convencido que me viene de mi amor por el tebeo. He pasado de coleccionar a intentar dibujar en su tiempo, y después de dar un paso atrás para cambiar de camino, ha sido cuando me empecé a tomar cada vez más en serio, lo de escribir, primero con guiones y luego con relatos cortos o novelas.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
El único truco que conozco es la constancia a la hora de escribir, y sobre todo leer mucho. Cuanto más se lea, más herramientas se pueden tener a la hora de escribir. Lo que no se puede pretender es escribir sin haber abierto un libro en la vida. Y si alguien tiene un truco mejor que me lo diga.

¿Qué te inspira?
Pues la verdad es que la inspiración me llega en momentos que no me espero, y posiblemente sean los ratos en los que desconecto de lo que sea que esté haciendo los que más ideas me traen. Por ejemplo, cuando voy en autobús al salir del trabajo o volviendo de alguna parte, es un momento en que se me ocurren bastantes cosas. Por eso siempre llevo un papel y un bolígrafo para apuntar y que no se me olviden después. Y luego está claro que de lo que uno ha mamado o sigue mamando culturalmente, sea libro, tebeo o película, queda un poso que luego está reflejado en lo que escribes.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
Claro, no conozco a ningún escritor que diga lo contrario. Lo único que me sale en esos momentos es cambiar a otra cosa si no puedo arrancar. No me empecino en sacar unas pocas líneas porque sé que luego las voy a leer y van a ir a la papelera.

¿Qué es para ti escribir?
Pues me podría poner filosófico pero como no es mi estilo, te diré que escribir tal como lo veo es una manera de contar cosas más o menos personales, y sobre todo para mi manera de entenderlo es una afición que morirá conmigo, me lo paso pipa escribiendo así que ¿por qué voy a dejar de hacerlo aunque no me gane la vida con ello?

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
Claro. Sea en un 10 o en un 90 por cien, pero algo de real siempre tienen. Es que sino he comprobado que corres el riesgo de que los personajes sean una caricatura o un estereotipo. Y si hay algo con lo que no puedo al leer un libro es con un personaje así.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Que la gente que lo está leyendo se divierta cuando se tenga que divertir y que lo pase mal cuando lo tenga que pasar. Si es al revés mal asunto.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Pues me da igual la verdad. Es como si me das a elegir entre carne o pescado o entre ron y whisky.

¿Qué es lo más difícil de escribir una novela o relato?
Las dos cosas. El chiste está en la manera de contarlo porque todo el mundo tiene algo que contar, sea más o menos interesante. Pero donde se nota la mano de un buen escritor es en la manera de contar las cosas, sean novelas o relatos.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Que yo sepa no, pero ya me haces dudar.

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Depende. Cuando estoy con un guión siempre lo hago en papel primero y luego lo paso al ordenador, pero con las novelas y los relatos suelo hacerlo directamente en el procesador de texto.

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Pues con Lawless Island I, la verdad es que fue casi todo sobre la marcha, y la verdad es que para haberlo hecho así demasiado bien quedó. Pero no se lo recomiendo a nadie si es que alguien quiere mi consejo, porque a no ser que estés experimentando y demás, te puede quedar un churro incomible como te descuides. No es cuestión tampoco de tenerlo todo planificado y no salirte de ahí, pero al menos prefiero tener el esqueleto de la historia y saber como son los personajes y de qué manera van a reaccionar en determinadas circunstancias.

¿El escritor nace o se hace?
Pues supongo que hay que nacer con cierta vocación, o por lo menos con predisposición. Pero está claro que luego los habrá que la desarrollen a fuerza de trabajo y los que acaben dedicando su tiempo a otros menesteres.

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Depende del tiempo que tenga para escribirla. Lo de no poder dedicarse por completo a esto de la escritura es lo que tiene. Que cuando hay tiempo bien y cuando no, la historia tiene que esperar a que la escribas. Si se pudiera escribir sola sería la leche.

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla? ¿Por qué decidiste no hacerlo?
Pues alguna que otra sí que he pensado en dejarlo. Cuando a lo mejor estás cerca de conseguir una pequeña victoria y te pegas una hostia a poco de entrar en la meta. En esos momentos la verdad es que los que me conocen me han animado bastante a seguir escribiendo, a no tomarme tan en serio quizás el no poder vivir de ello, que pienso que es algo que uno cuando empieza debería tener claro en su cabeza para no llevarse un chasco.

¿Crees que los autores noveles están “marginados” hoy día?
Si te refieres a que las editoriales no suelen arriesgar con nombres desconocidos pues sí, aunque por una parte es lógico supongo, porque no deja de ser un negocio por mucho que lo queramos adornar. Es más, después de mis experiencias, tengo una cierta desconfianza con las editoriales que anuncian a bombo y platillo ser la voz de las nuevas promesas. Pero si hablamos de las posibilidades que un escritor desconocido tiene de publicar su historia, creo que son mucho mayores que hace diez años por decir una cifra. Lo que uno no puede hacer es ponerse el sambenito de marginado para justificar que no le publiquen, porque maneras hay si las buscas.

¿Cuál crees que es el mayor error de un escritor?
Hombre, pues el mayor error de un escritor es escribir mal creo yo. Si te dedicas a una cosa y no sabes hacerlo todo lo demás viene por añadidura. Ahora bien, como el concepto de malo es tan subjetivo, podíamos hablar de otros errores como repetir la misma historia pero vistiéndola con diferentes trajes, lindar peligrosamente la frontera entre el homenaje y la copia, etc.

¿Piensas que hace falta publicar con un gran sello para que el lector disfrute con la lectura?
Para que el lector disfrute con la lectura no, pero para que más lectores disfruten con la lectura sí. Está claro que el libro es el que es, lo publique Perico el de los Palotes o Alfaguara, pero cuanto más importante sea la editorial, más posibilidades hay de que llegue a un buen número de lectores, que es una de las cosas por las que se escribe, para que lo lea el mayor número de gente posible y no solo tu familia y los amigos... que también, ojo.

¿Quién se esconde tras el autor?
Tras el autor se esconde la persona claro. Con todas sus virtudes y sus defectos y al final eso se lo acaba llevando consigo a la hora de escribir. Supongo que hay que haber vivido según qué experiencias para poder contarlas de forma creíble, así que pienso que lo que hay detrás del autor es importante a la hora de escribir, a no ser que estemos hablando del sexo de los ángeles.

¿Qué genero/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Novela negra sin lugar a dudas. Porque me siento muy cómodo con ese género, además de que me encanta como lector. Llevo un tiempo leyendo a gente como Dashiell Hammett y Raymond Chandler y me daría con un canto en los dientes con llegar a escribir la mitad de bien que ellos. El humor negro también es algo en lo que me suelo mover como pez en el agua. Pero eso no quita para que me cierre en banda a otros géneros... bueno, si alguna vez se me pasa por la cabeza escribir cosas como las que publica Stephenie Meyer os doy permiso para meter una cabeza de caballo en mi cama.

Podéis encontrar a Roberto Corroto en su blog : http://elsanedrindelcomic.blogspot.com/

Share:

Las 20 preguntas a... Paqui Romero Navas

"Adoro improvisar. De hecho funciono a impulsos: primero una escena… de ahí voy hilando el dialogo y la historia viene sola. Mis personajes hacen de mí lo que quieren, me llevan a donde les apetece y hacen los que le vienen en gana."


Paqui Romero nació en 1972 y, con sólo doce años comenzó a escribir historias en las que ella misma era la protagonista. Escribía fanfics incluso antes de saber que existían ni cómo se llamaban. Desde hace dos años se ha metido de lleno en la labor de escribir y le va bien. Tiene lectores a los que le gusta lo que crea y ella disfruta narrando historias. ha sido seleccionada para formar parte de una colección de relatos que va a publicar Ediciones Rubeo junto con diecinueve autores más.

Y ahora... Las 20 preguntas

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?

Mi amplio mundo interior. Desde pequeña (12 o 13 años) he tenido demasiada imaginación y cuando empecé a escribir descubrí que era la manera adecuada de descongestionar mi mente.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
No es que sea un truco. Mis historias arrancan a partir de una escena que se me ocurre, y luego me dedico a darle forma cuando espero tranquilamente a que me llegue el sueño en la cama. Le dedico algunas noches más hasta que está preparado para plasmar. El detalle es que no puedo pensar en diálogos, puesto que luego no los recuerdo por la mañana y me da mucha pereza transferirlos a un papel en ese instante.

¿Qué te inspira?
Me inspira cualquier situación, cualquier frase, la inspiración me asalta cuando y donde menos me lo espero.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
¿La página en blanco? Pues sí, alguna vez, cuando no puedo avanzar. Me dedico a otra historia y ya está. Una vez apartada completamente de esa historia, cuando la retomo empieza a fluirme ideas, a veces buenas, otras no tanto. Pero ideas al fin y al cabo.

¿Qué es para ti escribir?
Es mi vida, una parte muy grande de mí. No hay momento del día que no apetezca echar un ojo a lo escrito e intentar aportar algo nuevo. Creo que si no pudiese escribir sería bastante infeliz e incompleta.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
Casi que no, son personajes que viven en mi mente. Algunos personajes son gente que conozco pero a nivel actores, hay otros que simplemente no se amoldan a ningún rostro.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
El principal objetivo siempre fue la autosatisfacción, me gusta lo que escribo y me gusta cuando lo leo. Pero hace algún tiempo que empecé a ser leída y desde entonces, teniendo a mi reducido grupo de lectoras asiduas (un par de amigas) ahora el objetivo también es pasarles lo nuevo y de paso… alimentar la esperanza de publicar algún día.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Si la diferencia entre novela y relato es el tamaño de la historia… pues por lo general no suelo pasar de las 300 páginas. Y pongo 300 para no pillarme los dedos puesto que creo que no llego ni a las 200. Pero quién sabe, puede que con el tiempo… mi imaginación dé para más.

¿Qué es lo más difícil de escribir una novela o relato?
Para mí lo más difícil es hacer un final bueno y ponerle un titulo aparente. (Quitando el hecho de lograr publicar). El resto para mi fluye como el agua.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Mi manía es escribir muchísimo en papel, colecciono cuadernos como el que colecciona sellos. Solo eso, me encanta estrenar una libreta, elegir el tipo de color para la letra… y eso sí, hasta que no he encontrado un nombre para los protagonistas que me guste lo suficiente no puedo ponerme con ello.

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Escribo casi todo en papel, cómodamente en mi sofá, o cuando estoy en el parque (siempre llevo un cuadernillo en el bolso, para las emergencias). Y cuando tengo un par de páginas pues me voy al ordenador y voy ampliando lo que he escrito a mano. Suele resultar bastante bien. A veces me sirve para corregir errores (aunque releo muchísimo).

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Adoro improvisar. De hecho funciono a impulsos: primero una escena… de ahí voy hilando el dialogo y la historia viene sola. Mis personajes hacen de mí lo que quieren, me llevan a donde les apetece y hacen los que le vienen en gana. Hay veces que he escrito una escena en el ordenador, y luego he escrito la misma en un cuaderno, sin echarle un ojo antes. Unas veces coinciden las frases que escribo y otras los personajes han hecho cosas que no habían hecho antes pero que me parecen estupendas, entonces toca retocar la escena en cuestión.

¿El escritor nace o se hace?
Me imagino que el escritor nace. Al menos en mi caso ha sido así, comencé con 12 años y tengo 39, es algo que va conmigo desde siempre. Supongo que habrá quien no ha sentido el gusanillo en su vida y un buen día, de repente, decide probar… en ese caso también es un escritor que nace.

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Uyyyy, llevo con una historia algo más de un año y aún no le he encontrado un final, sin embargo comencé otra y en dos meses la finiquité. Supongo que depende del tiempo que se le dedica. A veces, cuando estoy inspirada, puedo escribir diez páginas, y cuando no, solo avanzo a escribir una frase que por lo general luego es suprimida.

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla? ¿Por qué decidiste no hacerlo?
De hecho tiré la toalla hace unos años. Comencé a trabajar, me casé y tuve un chiquillo, pensé que era un entretenimiento de adolescente y rompí algunas cosillas que tenía guardadas. Luego decidí que había estado loca para hacer algo así, y le dedico varias horas todos los días, ahora mismo no interfiere con nada de mi vida, cuando tengo un hueco libre me pongo con ello.

¿Crees que los autores noveles están "marginados" hoy día?
Supongo que sí. Hoy día, si eres americano, escribes sobre vampiros, hombres lobos y esas cosas, casi que tienes garantizado un puesto en las listas de ventas.

¿Cual crees que es el mayor error de un escritor?
Escribir por encargo, esto es, pensar que si está de moda los vampiros, obligarte a escribir algo de vampiros, aunque tengas que forzar la imaginación para hacer algo que sabes que no te gusta ni te atrae. (Que conste que me encantan las historias de vampiros, pero no para escribirlas yo).

¿Piensas que hace falta publicar con un gran sello para que el lector disfrute con la lectura?
Pienso que basta con que tu libro esté en las estanterías de las librerías o… del Carrefour (que yo suelo visitar con frecuencia)

¿Quién se esconde tras el autor?
Se esconde una mujer de 39 años nacida en Córdoba y que no se ha movido de su ciudad natal. Le gusta mucho la lectura, sobre todo literatura romántica y también juvenil. Pasa mucho tiempo estudiando con su hijo de ocho años y le apasiona las matemáticas. Es una mujer práctica que busca siempre la parte buena de las cosas.

¿Qué genero/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Novela romántica juvenil. Porque para contar historias de gente de treinta y tantos años o más, ya está mi vida diaria.

Podéis encontrar a Paqui Romero Navas en su blog: http://erezana.blogspot.com/
Share:

Las 20 preguntas a... Francisco José Palacio Gómez

"Creo que el amor por los libros es un paso previo y fundamental para todo escritor en ciernes: leer, y mucho. Pienso que un lector asiduo es presa potencial de las garras de la escritura. No concibo un lector que no haya pensado en lo hermoso que sería crear una composición literaria propia."

Francisco José Palacios Gómez nace en Cádiz el 4 de abril de 1978. Su pasión por la lectura derivó en la afición por escribir. Es Diplomado en Relaciones Laborales y ejerce como asesor laboral y contable desde hace ocho años. En 2010, publica su primer libro, “Relatos de sal”, de mano de Ediciones Atlantis. Es aficionado al deporte, a la cocina, a leer y a escribir. Tiene la creencia firme de que todo el mundo puede ayudar a los demás con pequeños gestos. Por ello, es donante de sangre y defensor del reciclaje. Actualmente prepara una novela y un nuevo libro de relatos.

Y ahora... Las 20 preguntas

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
No puedo concretar una fecha exacta, pues escribo desde que tengo memoria. Evidentemente, ha existido una clara evolución tanto en el manejo del lenguaje como en la complejidad argumental de mis textos, a base de práctica y más práctica, pero no te puedo concretar en qué momento de mi vida me inicié en la escritura.
El gusanillo me lo introdujo la lectura. Creo que el amor por los libros es un paso previo y fundamental para todo escritor en ciernes: leer, y mucho. Pienso que un lector asiduo es presa potencial de las garras de la escritura. No concibo un lector que no haya pensado en lo hermoso que sería crear una composición literaria propia. Gran parte de ellos lo intentan, muchos lo consiguen, y algunos se plantean tomárselo en serio y ponerse a escribir libros como afición orientada a la publicación.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
Bueno, no sé si puede llamársele truco. Lo único que tengo claro es que, para que una historia llegue a buen puerto, es fundamental saber a dónde quieres ir, cuál es el destino de los personajes y los acontecimientos que narras, el desenlace de sus aventuras y desventuras. Escribir por escribir a ver qué sale, me parece un mal método para alcanzar un buen resultado. Siempre que inicio una historia, conozco de antemano su final. Luego, tan sólo me queda enlazar los distintos acontecimientos que me lleven de A (inicio) a B (desenlace). A mí, al menos, me funciona.

¿Qué te inspira?
 Todo. La música, los amigos, la familia, mi novia… Creo que cualquier acontecimiento o persona de nuestro alrededor puede inspirar un personaje o un hecho que inicie o finalice una buena historia. Si hay un tema que me inspire especialmente, podría decir que es el amor. El amor es fuente inagotable de argumentos, tengan un final feliz o no. Escasean los libros y películas en los que no aparezca el amor como tema principal o secundario. Siempre hay alguna historia cuyo eje es el amor, de pareja, filial, o del tipo que sea.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
Sí, muchas veces. Es inevitable. Para superarlo, en algunas ocasiones dejo reposar la historia hasta que la inspiración vuelva. En otras, me obligo a seguir escribiendo lo que se me vaya ocurriendo, respetando la trama ideada. A veces funciona y el esfuerzo da lugar a nuevas ideas. Otras, borro lo que he escrito porque no es lo que pretendía.

¿Qué es para ti escribir?
Indudablemente es un arte. Es una forma de expresión, como pueden ser la música o la pintura. No quiero decir que todo el que escriba sea un artista, porque entiendo que para ello, es necesario el reconocimiento del púbico. No obstante, sí que creo que el hecho de escribir es todo un logro. La capacidad de crear una historia y darle sentido, ya debe considerarse creación literaria, independientemente de su calidad.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
Pues hasta ahora creo que no. Me parece que todo personaje que he creado ha salido de la nada. Otra cosa es que, quizás, haya tomado alguna característica específica de algún conocido, sea de su físico o de su personalidad, pero no te puedo poner ningún ejemplo ahora mismo, porque no recuerdo haberlo hecho.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Sorprender. Intento dotar las frases de belleza estética, pero creo que el objetivo principal es sorprender al lector con historias diferentes, originales, de finales inesperados.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Bueno, el libro que tengo publicado es de relatos. Se me da mejor escribir relatos, creo yo, debido a mi carácter impaciente, que hace que, cuando estoy inmerso en una historia, si se me ocurren ideas para una nueva, esté deseando terminar la que tengo entre manos para desarrollar el argumento que tengo en la mente.

¿Qué es lo más difícil de escribir una novela?
Escribir una novela no creo que sea complicado. Lo difícil es escribir una buena novela, en la que mantengas un buen ritmo y la atención del lector en todo momento. Cuando escribes relatos, te basas en la anécdota. Presentas al personaje, el contexto, y cuentas los hechos que se alejan de lo común y que son el motivo por el que esa historia merece ser contada. Por el contrario, cuando escribes una novela, se hace necesario crear una trama compleja, muchos personajes que den credibilidad a la historia, sucesos que no dejen indiferente al lector. Creo que es muy difícil escribir una buena novela en general.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Ninguna. Enciendo mi portátil, abro el documento y me lanzo de cabeza al trabajo. No me importa si estoy solo, si estoy con compañía, si hay ruido, música… me da igual. He aprendido a concentrarme evadiéndome de mi entorno.
 
¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Con ordenador. Es más práctico, porque puedes borrar lo escrito, corregir sobre la marcha o después de finalizada la obra. Antes escribía con papel y bolígrafo (hace años), pero emborronar con tachones el escrito se me hacía muy engorroso e incómodo.

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Lo suelo tener bien atado, aunque siempre, y digo siempre, la historia adquiere vida propia y te va pidiendo nuevos personajes y acontecimientos a medida que la vas desarrollando. Es inevitable.

¿El escritor nace o se hace?
Creo que ambas cosas. Para dedicarte a escribir es imprescindible tener una mente abierta e inquieta, que te exija lecturas y conocimientos. Supongo que hay que nacer con dicha necesidad. Por el contrario, si se quiere llegar a ser un buen escritor, hay que practicar todos los días, para alcanzar una calidad mínima. Por ello, el escritor se hace con la persistencia.

¿Cuánto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
Depende. Hay relatos que he finalizado en pocos días, otros que me han durado semanas e incluso meses. Todo va en función de la inspiración, del tiempo del que dispongas en cada momento, y otros condicionantes contextuales que inciten o aplaquen tu ánimo para ponerte a la tarea de escribir.

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla? ¿Por qué decidiste no hacerlo?
¿Tirar la toalla? No, porque siempre he escrito por placer, para mí y las personas que tengo a mi alrededor. La publicación de mi primer libro me ha animado a intentar publicar el nuevo material que se va gestando poco a poco. Quizás, si no llega a buen puerto las nuevas aventuras editoriales en las que me embarque, me plantee la posibilidad de dejar de publicar. Pero de escribir, nunca. Puede que relaje el ritmo, pero no creo que abandone lo que, para mí, es una hermosa afición.

¿Crees que los autores noveles están “marginados” hoy día?
No creo que estén marginados. Todo lo contrario. Internet les ha dado la cobertura que necesitaban para dar a conocer sus textos. Otra cosa es que las editoriales apuesten más por escritores consagrados que por las nuevas promesas. Pero no debemos olvidar que las editoriales son empresas que buscan un beneficio para sobrevivir en un mundo tan competitivo como el nuestro. Evidentemente, en muchas ocasiones apuestan por lo seguro, lo que hace que, posiblemente, se les escape alguna obra que mereciera más atención. Pero de ahí a que estén marginados va un gran trecho. Todo el que aspire a profesionalizar esta afición, hoy en día, tiene la posibilidad de escribir y de que le publiquen. Creo que es más fácil que nunca en la historia de la literatura.

¿Cuál crees que es el mayor error de un escritor?
La soberbia. Creer que todo el mundo tiene que leerle. Pensar que merece que las grandes editoriales le den una oportunidad. La falta de autocrítica hacia sí mismo y hacia sus obras. El escritor debe ser modesto, examinar sus obras con el ojo crítico con el que leería los libros ajenos. Aceptar una crítica. Aceptar la negativa de las editoriales. Aceptar los golpes que le dé el mundo de la literatura. Caer una y otra vez, volver a levantarse y aprender de esos tropezones para mejorar como escritor en una evolución constante que lleve algún día, quién sabe, a ser un autor reconocido.

¿Piensas que hace falta publicar con un gran sello para que el lector disfrute con la lectura?
Sin duda. Un gran sello editorial tiene muchas ventajas sobre una editorial pequeña. A destacar sus capacidades de promocionar las obras que publican y de hacer una buena distribución, condiciones imprescindibles para que un libro sea conocido y cree su público.

¿Quién se esconde tras el autor?
Una persona con necesidad de expresar sus sentimientos, sus aspiraciones, sus fantasías y desvelos. Una persona con inquietudes, disconforme con el mundo en el que vive. Tras el autor se esconde, en suma, alguien que necesita tocar la fibra que haga vibrar al lector, le empuje a pensar, a plantearse cuestiones que jamás pasaron por su cabeza. Alguien que rechaza de plano la indiferencia ajena.

¿Qué genero/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Cualquier tipo de género. Me aburre repetirme cuando escribo, pues siempre busco esa originalidad y sorpresa para el lector que te comentaba antes. En mi primer libro, “Relatos de sal”, se incluyen historias de ciencia ficción, de terror, históricas, de fantasía épica etc… En la novela que tengo a punto de caramelo, mezclo varios géneros: policial, misterio e histórico.

Ha sido un placer responder a las preguntas planteadas.
Un fuerte abrazo.

Podéis encontrar a Francisco José Palacios Gómez en: http://relatosdesal.blogspot.com
Share:

Entradas populares

¡Suscríbete y recibe las nuevas entradas en tu mail!

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *