9/12/11

El pasado martes, 6 de diciembre el periódico malagueño La opinión de Málaga me dedicó un artículo en el que hablaba de la autoedición. La verdad es que ha sido una gozada verme en grande en el periódico. Hay quien me ha preguntado si ya me están acosando las fans por la calle. Y la verdad es que sí. Miles y miles de personas se congregaron ese día en el centro de Málaga solo para verme. Evidentemente, que fuera un día de fiesta, en mitad de un puente y las luces del centro estuvieran recién encendidas, no tiene nada que ver, por supuesto.
Ironías y coñas a parte, aparecer en La opinión ha sido un paso adelante, una especie de sueño cumplido. Pero, a parte de eso, no creo que me genere grandes beneficios, al menos económicamente hablando. Dudo que las ventas se disparen como por arte de magia y que todo el mundo entre en mi blog, ávidos de saber más de mí. Las ventajas son otras, quizás un poco más diluidas. Lo primero y principal es que me dejo ver. Es decir, no habrá mucha gente que se interese de golpe por lo que hago, hay que ser realistas. Pero sí que habrá gente a la que, al menos, le suene mi careto y mi nombre. Y si algún día publico en papel, esa gente se puede acordar de mí y darme una oportunidad. La segunda ventaja que le veo es que le da un aspecto más serio a lo que hago (yo, y otro montón de gente). Si alguien que no sea escritor lee sobre mí en un blog o en alguna página web puede pensar que sólo soy un tarado más que intenta sacar algo de pasta. Si lo lee en un periódico como La opinión de Málaga y una hoja entera a todo color, la cosa cambia. Y eso es algo que me ayudará a mí y a todos los que, como yo, intentamos abrirnos un hueco en el mundo de los libros.
Y luego está la tercera ventaja, ésta más remota, más complicada, pero no imposible. Tal vez un editor, o alguien relacionado de alguna manera con una editorial, lea el reportaje. A lo mejor se interesa y decide investigar un poco sobre mí. Si lo hace, comprobará que la Saga Quinox ha vendido ya unas cuantas copias, que ha recibido buenas criticas y que hay gente interesada en verla publicada en papel. Como me dijo un buen amigo, si eso sucede, tengo publicación asegurada pues la editorial ya tiene medio camino hecho. Yo he realizado toda la promoción y, quien más y quien menos, ya conoce la Saga Quinox y sabe de qué va. Ésta, por supuesto, es una posibilidad muy remota, pero está ahí y no sería la primera vez que un autor publica con una editorial de rebote, ya sea dándose a conocer por medio de un blog o de cualquier otra manera.
Pero prefiero no pensar en eso porque estaría haciéndome ilusiones absurdas. Si llega, cojonudo, y si no llega seguiré dando el callo a mi manera, escribiendo novelas, promocionando y trabajando todo el día para que al menos alguien lo lea. Al fin y al cabo ése es el trabajo y el objetivo de un escritor.

Si queréis leer la versión digital de mi reportaje, pichad aquí.

2 susurros en la guarida:

Relatos de sal dijo...

Como bien dices, es un gran paso, aunque no el definitivo, hacia la meta de todo escritor, que no es otra que ser conocido.

El reportaje está muy bien.

Un abrazo.

Francisco

ROBERTO dijo...

Enhorabuena de nuevo Carlos

Carlos Moreno Martín. Con la tecnología de Blogger.

¡Suscríbete y recibe las nuevas entradas en tu mail!

El rincón del Community Manager

Archivo

Posts populares