11/7/16

ESTE TEXTO CONTIENE MÍNIMOS SPOILERS SOBRE INDEPENDENCE DAY: CONTRAATAQUE. LEELO BAJO TU PROPIA RESPONSABILIDAD. ASÍ NO TE ENTERARAS DE QUE ESTA VEZ LAS NAVES SON ROSAS Y TIENEN GRABADO EN SU SUPERFICIE UN DIBUJO DE HELLO KITTY


Yo no soy crítico. Ni ganas, la  verdad. Pero sí que tengo una opinión sobre las películas que veo y los libros que leo. Tampoco suelo  bucear en las profundidades buscando errores, cosas que no cuadren o cualquier cosa. Soy más bien de ir, ver una película y, o me gusta o no me gusta.

Me da igual que en Armageddon localicen el meteorito 19 días antes de que se estrelle cuando en la vida real se localizaría unos 20 años antes. Me importa un pepino que en Independence Day le metan un virus a una nave alienigena y le coloquen un GIF como si los aliens tuvieran también el Windows 95. Todo eso me da igual. Cuando voy a ver una película en este plan, lo que quiero son explosiones, tiros y destrucción. Lo demás es irrelevante.

¿Por qué? Pues porque soy consciente de que los guionistas de este tipo de cine no se levantaron una mañana con la intención de ganar un Oscar al mejor guión. En este tipo de películas el guión se adapta al verdadero objetivo: entretener.

Y precisamente eso es lo que hace Independence Day: Contraataque. Dos horas de pura destrucción, algo de humor, mucha acción y otro poquito de nostalgia. También hay que tener en cuenta que no soy del todo objetivo. Independence Day es una de mis películas favoritas. Así que podéis imaginar las ganas que le tenía a una segunda parte.

Al principio pensaba que, como no salía Will Smith, la película se resentiría. Y lo hace. ¡Vaya si lo hace! Porque el capitán Hiller, es mucho capitán Hiller, Pero a cambio nos han dado una serie de nuevos personajes que dan un poco el pego. Podría decir que los actores hacen personajes interesantes pero... no hay personajes interesantes en este tipo de películas. Quizás ahí radica su genialidad.



Los personajes ya conocidos siguen en las mismas. Prácticamente iguales sin ninguna variación, excepto el presidente Widmore que ahora va por la vida empastillado y loco perdido. Y el científico de las melenas, que no estaba muerto, estaba de parranda, digo... en coma. Y resulta que es gay.

El personaje que menos me ha gustado es el de Dilan Hiller, hijo de Steven Hiller. Porque debería ser el personaje principal, porque es hijo de quien es, pero sin embargo no aporta nada a la historia. Está ahí, pero como si no estuviera. Todo el protagonismo se lo lleva el hermanisimo de Thor, que tampoco pasará a la historia como el mejor personaje.  Pero bueno, tampoco se le puede pedir más ¿no?

Respecto al argumento... bueno, parece que se lo han currado un poco más. En la primera llegaban los aliens y ya está. Empezaban a destruir, los humanos luchaban por su supervivencia y ganaban. Punto, no tenía mucho más. En Contraataque al menos está el tema de la reina y la bola esa que habla y que resulta que es un aliado. Hay algo más que en la anterior.

Que por cierto, ¿quién es el guapo que le ha puesto el título en español? ¿Por qué Contraataque? Si ahí no contraataca nadie. Un contraataque es cuando te atacan, tú repeles el ataque y atacas inmediatamente. Los humanos no han contraatacado y los aliens lo que hacen es volver a atacar. En fin, cosas mías.

En definitiva, Independence Day: Contraataque me ha gustado. Pero eso no significa que sea buena. A mi me gustan todas las películas en las que destruyan el mundo. Soy así de sádico y simple. Lo que sí significa es que es buena para mi. Es mi estilo de cine, es lo que me gusta. Y la vería otra vez. Sin duda.

¡A esperar la tercera!

0 susurros en la guarida:

Carlos Moreno Martín. Con la tecnología de Blogger.

¡Suscríbete y recibe las nuevas entradas en tu mail!

El rincón del Community Manager

Archivo

Posts populares