27/7/16


A veces usamos muy a la ligera eso de secuela, o continuación, o segunda parte. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no es lo mismo una secuela que una continuación. Aunque parezcan lo mismo una secuela no tiene por qué ser, necesariamente, una continuación. Para que nos entendamos, una secuela es un producto derivado de otro producto. Puede continuar la historia o no. Ahí está el quid de la cuestión.

Como yo soy muy curioso, he rastreado internet para encontrar los tipos de secuelas que nos podemos encontrar. ¡Y han salido unos cuantos! Seguro que hay más, pero aquí abajo te dejo algunos de ellos.

Continuación

Continua la historia en el punto en el que la dejó el producto original. Cualquier trilogía literaria o cinematográfica al uso es ejemplo de ello. El señor de los anillos, El corredor del laberinto...

Precuela

Conocida por todos porque se ha puesto muy de moda últimamente. La historia de una precuela cuenta algo que sucedió antes del producto original. Monstruos University o la segunda trilogía de Star Wars son un buen ejemplo de ello.

Monstruos University nos cuenta cómo se conocieron Mike y Sulley


Intercuela

Esta es menos conocida y se suele usar menos, pero ahí está y debe tener su lugar en el mundo. Una intercuela nos cuenta algo que sucedió entre dos historias ya finalizadas. ¿Ejemplo? Ehh, ohhhh ¿X-Men: Apocalipsis?

Paracuela

Menos conocida todavía. Una paracuela nos narra una historia desde un punto de vista distinto del original. O sea, la misma historia, pero desde el punto de vista de otro personaje. Por ejemplo Stephanie Mayer escribió en su día un libro, que no ha llegado a publicarse (aún), llamado Midnight Sun. Este libro contaba la historia de la saga Crepúsculo desde el punto de vista de Edward.

Pseudosecuelas

De estas hay muchas, aunque no sabemos que se llaman así. Se hacia sobre todo en los ochenta y noventa. Son secuelas que no tienen nada que ver con el producto original, pero tienen un tratamiento similar e intenta pasar como secuela. Esas películas de acción ochenteras que tuvieron su éxito y, automáticamente, salieron secuelas, protagonizadas por otros personajes pero que vivían una historia similar a la original. ¿La saga de Kickboxer, por ejemplo?

Retrocontinuación

Una retrocontinuación es cuando continuamos una historia ignorando alguna parte de la saga. Terminator Génesis, por ejemplo, ignoró Terminator Salvation. O Superman Returns, que se pasó por el arco del triunfo, Superman III y IV.

Medicuela

Me hace mucha gracia este nombre. Pero no, no tiene nada que ver con una doctora de tres al cuarto. Una medicuela nos cuenta una historia que sucede en un hueco argumental de otra historia. La nueva película de Star Wars, Rogue One, nos cuenta cómo los rebeldes consiguieron los planos de la Estrella de la muerte en Una nueva esperanza. Eso es una medicuela.

Joey es un spin off de la mítica serie Friends

Spin off

Un spin off es un producto derivado de otro producto anterior, bien porque se desarrolle en el mismo universo o porque comparta algún personaje. Se ve sobre todo en series de televisión y en comics. La serie Joey, por ejemplo, es un spin off de Friends. También The Flash, que es un spin off de Arrow. Cadena Plateada, que es un spin off de Quinox...

Crossover

Y seguimos con los comics y los superhéroes. Un crossover es cuando dos o más personajes de distintos productos se unen en una misma historia. Por ejemplo, Los vengadores; cualquier capítulo crossover de Flash y Arrow, la última novela del Universo Quinox...

Seguramente haya más. Hay incluso secuelas que son continuaciones y precuelas al mismo tiempo como Star Trek 2009. No sé qué nombre recibe eso, si es que lo tiene. Si alguien lo sabe, que no dude en comentarlo por aquí.

0 susurros en la guarida:

Carlos Moreno Martín. Con la tecnología de Blogger.

¡Suscríbete y recibe las nuevas entradas en tu mail!

El rincón del Community Manager

Archivo

Posts populares