10/1/12

"Creo que hay demasiados escritores, noveles y consagrados y que, por tanto, es muy difícil hacerse un hueco."

Nacida y residente en Zaragoza, viajera de vocación. Escritora discontinua, después de ganar varios premios en la época escolara, desoyó a medias los consejos de los patrocinadores de uno de ellos, en Radio Zaragoza: "No dejes de escribir". En realidad, solo dejó de hacerlo públicamente. Con la llegada de Internet, volvió a dar publicidad a sus escritos en diversas páginas, actividad que de nuevo abandonó para dedicarse de lleno a la elaboración de su primera novela: Sedom. Indebidamente tuyo, surgida de la suma de un largo e intenso viaje por Polonia y su inquietud personal por los derechos del colectivo LGTB. 

Y ahora... las 20 preguntas

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Qué fue lo que te introdujo el gusanillo de la escritura en las venas?
Suena a topicazo, pero de cría. Siento no ser más original. Creo que al gusanillo de la escritura lo parió el gusanillo de la lectura.

¿Tienes algún truco a la hora de escribir que quieras compartir con nuestros lectores?
Visualizar la escena. Cierro los ojos y la veo, la respiro, la vivo desde dentro, como si estuviera escondida, metida en ella, observando. Luego la escribo, a veces todavía con los ojos cerrados (para esto me ha venido muy bien saber mecanografía).

¿Qué te inspira?
Nunca puedo preverlo. Una canción, una melodía, la escena de una película, otro libro, una persona que veo por la calle, un viaje. Me inspira lo cotidiano con un toque de transgresión.

¿Te has enfrentado alguna vez a la página en blanco? ¿Qué hiciste para superarlo?
¡Sí! Muchas veces y es una tortura. Pues he hecho de todo. Desde dejarlo durante meses por absoluta incapacidad, hasta llorar, pasear, fumar como una chimenea (ya lo he dejado), contárselo a alguien que también escribía y estaba muy en sintonía conmigo y pensar juntas, hablar de ello, pensar en ello, soñar, comer y dormir con ello… Lo importante es no perder nunca de vista que, si se ha podido hacer, se volverá a poder. Y que eso le pasa hasta a los genios.

¿Qué es para ti escribir?
Una liberación personal. Un refugio. Una necesidad.

¿Te basas en personas reales para construir tus personajes?
Sí, normalmente sí. Suelen estar basados en personas reales, no copiados de personas reales. Las personas reales son, para mí, el arte en su manifestación más pura.

¿Cuál es tu objetivo a la hora de escribir una historia?
Primero, disfrutar yo. Descargar algo, siempre. Aprender y mejorar, porque con cada párrafo sé que lo hago mejor. Y, en última instancia, transmitir aquello que ha quedado impreso.

¿Prefieres escribir novela o relato?
Novela, creo. Con el relato siempre me quedo con ganas de más. Pero con la novela corres más el peligro del bloqueo que con el relato. En mi caso, al menos.

¿Qué es lo más difícil de escribir una novela o relato?
Empezar. Ver la obra en su conjunto. Armar la estructura y no perder nunca de vista los distintos hilos que componen la trama. Darle ligereza a la vez que solidez. Que sea creíble y no engañe al lector.

¿Tienes algún tipo de manía al escribir?
Silencio y aislamiento. No puedo escribir con ninguna clase de ruido, ni siquiera música. Sólo utilizo la música para visualizar alguna escena en concreto que está montada sobre una melodía, luego, al escribirla, la quito.

¿Escribes con papel y bolígrafo o con ordenador?
Ordenador. Hace años lo hacía a mano y luego copiaba todo al ordenador, pero ahora no sabría volver a hacerlo así.

¿Lo tienes todo bien atado cuando comienzas a escribir una historia o prefieres ir improvisando sobre la marcha?
Ninguna de las dos cosas. Tengo un boceto o esquema y empiezo a rellenarlo. Sobre la marcha surgen personajes imprevistos y situaciones nuevas. Es la aventura y es apasionante. Es cuando la historia se hace con el control y a la vez tú controlas la historia. Es cuando de verdad se disfruta.

¿El escritor nace o se hace?
Ni idea. Creo que puede hacerse, partiendo de unos mínimos.

¿Cuanto tiempo pasa desde que se te ocurre una historia hasta que terminas una novela?
En mí eso es totalmente impredecible. En el caso de la primera fue pensar y empezar, aunque hasta el final pasaron dos años y medio incluyendo seis meses de bloqueo. Ahora tengo otras tres empezadas y no sé el tiempo que se pasarán en el limbo, hasta que me decida a coger alguna y no soltarla. Cuando escribo en serio ya no suelto la historia, pero me cuesta poner en marcha la maquinaria.

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla? ¿Por qué decidiste no hacerlo?
Alguna vez, sí. Cuando me bloqueé durante esos seis meses y pensaba que se me había pasado la capacidad de escribir, que se me ha olvidado y que ya no sabría volver a hacerlo. Es muy duro. No lo hice porque soy muy, pero que muy cabezota y muy tenaz.

¿Crees que los autores noveles están "marginados" hoy día?
Creo que hay demasiados, noveles y consagrados y que, por tanto, es muy difícil hacerse un hueco.

¿Cual crees que es el mayor error de un escritor?
Creer que, con que le guste escribir, es suficiente. Lo es para ponerse en marcha y aprender la técnica, pero no para escribir algo realmente bueno. Hacen falta constancia, método y trabajo, mucho trabajo.

¿Piensas que hace falta publicar con un gran sello para que el lector disfrute con la lectura?
No, en absoluto. No tiene nada que ver. El gran sello da publicidad pero no hace disfrutar. A la vista están los grandes pufos que venden los grandes sellos.

¿Quién se esconde tras el autor?
Normalmente personas corrientes. A veces egos insoportables. En mi caso una persona normal que tiene un trabajo normal y a la que le gustaría conseguir un año sabático de vez en cuando para poder escribir sin agobios.

¿Qué género/s te gusta escribir? ¿Por qué?
Histórico, aunque sin pretensiones, no soy una experta. Porque, sin darme cuenta, suelo derivar hacia algún hecho histórico para situar mis historias y, a partir de ahí, me exijo documentación exhaustiva y ya tengo el género histórico sin haberlo pretendido.


Podéis encontrar a Marisa Rubio en: http://www.sedom.eu/

1 susurros en la guarida:

LIGEIA dijo...

Me gusta eso de visualizar la escena... vivirla, aunque a veces resulta agotador, sí da más emoción y autenticidad a lo escrito.

Un abrazo

Carlos Moreno Martín. Con la tecnología de Blogger.

¡Suscríbete y recibe las nuevas entradas en tu mail!

El rincón del Community Manager

Archivo

Posts populares