23/1/16


Me lo he pensado ¿eh? Vi El despertar de la fuerza tres o cuatro días después del estreno, pero hasta hoy no he decidido escribir mi opinión. ¿Por qué? Me gustaría deciros que es porque he querido esperar a que el hipe se me pasara o algo así, pero lo cierto es que no la he escrito porque no me he acordado.

Bueno, al lío. No he escrito sobre la película, pero sí que he leído críticas de todo tipo. Que si es buena, que si es mala, que si es un calco del episodio IV, que si tal, que si Pascual. Lo de si es buena o es mala es algo subjetivo, pero ¿es un calco del Episodio IV? Pues sí, no hay más que verla. Prácticamente las mismas escenas, situaciones muy similares... ¿Eso es malo? Pues no.

A lo mejor es que yo no soy lo que se dice un friki de La guerra de las galaxias. Sí, me gusta, me hacía ilusión ver el Episodio VII, pero si me preguntas cómo se llama el tío que se saca un moco de la nariz en Tattoine (o como leches se escriba) en la segunda escena del Episodio IV, pues no tengo ni puñetera idea, la verdad. Ni interés.

El caso es que yo fui a ver El despertar de la Fuerza como voy a ver la mayoría de las películas. Con ganas de pasarlo bien. No me gusta analizar el guión, para eso ya tengo mis propias novelas. Y el Episodio VII es una muy buena película de aventuras espaciales, con unos efectos dignos de la saga que es.

Lo pase estupendamente con Poe, un personaje muy desaprovechado que espero tenga más protagonismo en las siguientes. Se me cayó la baba con BB-8, le agarré el brazo a mi novia cuando Han Solo y Chewbacca entraron en el Halcón Milenario y fruncí el entrecejo cuando vi el maquillaje digital de la princesa (general) Leia.

Los nuevos personajes principales, Finn y Rey, los vi muy correctos. Me gusta el hecho de que la nueva heroina sea una mujer. De hecho, creo que Rey va a dar mucho que hablar en las próximas películas.

No todo es bueno, claro. En toda película que se precie tiene que haber alguna cagada. Aunque eso ya lo sabéis ¿no? Fuerza que aparece así por la puñetera cara; un stormtrooper que, básicamente, es el barrendero de la nueva Estrella de la muerte que usa un sable láser mejor que Obi Wan; un malo, que más que malo parece un Backstreetboy en feo y ampliamente hostiable... Cosas así.

Pero, sinceramente, son cosas secundarias, porque lo que realmente cuenta es que la magia y la aventura han vuelto, esta vez por mucho tiempo. Y yo quiero estar ahí para verlo.

Con sus cagadas y todo.

0 susurros en la guarida:

Carlos Moreno Martín. Con la tecnología de Blogger.

¡Suscríbete y recibe las nuevas entradas en tu mail!

El rincón del Community Manager

Archivo

Posts populares